Todas las entradas de andrea

Después de la matanza

Dice el Gobierno israelí que la Operación Margen Protector ha conseguido sus objetivos, lo que podría hacer pensar que superar la cifra de 2.000 muertos era uno de ellos. ¿Demasiado cínico? Quizás no. Estamos tan acostumbrados a dejarnos enredar por las palabras que ya no oímos lo que dicen los hechos. Y lo que dicen de esta última matanza (¿será de verdad la “última”?) y de las anteriores en 2012, 2009, 2006, 2004, 2002, 1996, 1982... es que los muertos, el número de muertos, siempre que sean palestinos, no importa. Todas las ofensivas israelíes, en Gaza, en Cisjordania, en Líbano, se han caracterizado por un absoluto desprecio hacia las víctimas de la población palestina. Se diría que el término “civiles palestinos” no figura en el vocabulario militar israelí, quizá para el ejército israelí no hay civiles palestinos, hay simplemente palestinos. Simplemente, el enemigo.

Drones para jugar, drones para matar

Estamos sin duda en la década del dron. Los vehículos aéreos no tripulados (UAV en sus siglas en inglés, más conocidos como drones) son en los últimos años la gran estrella en todas las ferias internacionales de aeronáutica y electrónica. En el Consumer Electronics Show (CES, la feria de tecnología más grande del mundo) de este año se mostraron desde el pequeño dron de la empresa francesa Parrot para filmar vídeos y tirar fotografías panorámicas de máxima calidad desde gran altura, controlado desde una 'tablet' o 'Smartphone', o el dron de Amazon para hacer reparto de sus productos a domicilio, hasta aparatos para cartografía, control medioambiental, control del tráfico en una ciudad o carretera, para coberturas periodísticas y un sinfín de usos más.

Detroit, del colapso a la reinvención de la ciudad

Detroit, ciudad situada al noreste de Estados Unidos, es quizás el gran ejemplo de colapso y quiebra de una gran ciudad. Cuando hablamos de colapso, nos referimos a que el modelo de ciudad que representaba Detroit ha sido totalmente destruido a causa de su propia inercia, es decir, es el propio modelo el que ha fracasado por su propia idiosincrasia, sin necesidad de determinantes agentes externos que hayan propiciado la caída de Detroit. El ejemplo del sueño americano, una ciudad que estaba en la cima y que fue máximo exponente del modelo productivo capitalista se ha hundido, y de sus (literalmente) cenizas surgen, de mano de las comunidades más desfavorecidas, proyectos vecinales que tratan de hacer de la ciudad, por primera vez, un espacio habitable.

La opacidad de las negociaciones sobre el Tratado Unión Europea-Estados Unidos

Es un tema de poco interés para la ciudadanía europea. Por eso, sin duda, no tiene eco en los medios de comunicación. Quizás a esto se sume que es demasiado técnico y difícil de hacer entender para el común de los mortales. Por eso tampoco se habla demasiado de ello en las tertulias televisivas. Pero no, no es ni lo primero, ni lo segundo. En julio se celebró la sexta ronda de negociación en torno al Tratado Trasatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP, por sus siglas en inglés), un nuevo marco de regulación de las relaciones comerciales y de inversión entre EEUU y la Unión Europea que hará temblar, si se aprueba, la base del estado social y de derecho que conocemos.
1410_ELLA_banner02

ELLA

ELLA nos explica qué ocurre con tus datos en internet, quiénes usan tus datos y para qué, por qué hay tantos servicios gratuitos para ti. ELLA nos descubre cómo nos exponemos sin darnos cuenta y nos da algunas soluciones sencillas y básicas para comenzar a protegernos.

Las mujeres de Angola: de la batalla por la liberación del país a la lucha por la supervivencia

Las mujeres angoleñas comenzaron a participar en la vida política a través de los movimientos que lucharon para garantizar la independencia de Angola, alcanzada el 11 de noviembre de 1975: la UNITA[1], liderada por Jonás Savimbi; el FNLA[2], dirigido por Holden Roberto, y el MPLA[3], por Agostinho Neto, que fue el primer presidente de la Angola independiente. Desde entonces hasta ahora, sus “campos de batalla” han cambiado, pero aún queda mucho camino para conseguir la igualdad efectiva y el reconocimiento pleno de sus derechos.