Todas las entradas de andrea

En Argentina tenemos ley. ¿Cómo logramos el cambio?

Las leyes son palabra escrita y mucho más. Son el mapa en el cual nos podemos mover como sociedades modernas. Y cuando, además, son leyes construidas socialmente, debatidas y resistidas por las personas poderosas, denotan mucho más que ese marco normativo y develan cambios sociales necesarios. La Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual (LSCA) fue sancionada en Argentina en octubre de 2009, luego de una construcción social rica y participativa y de la voluntad política del Gobierno[1]. Sin embargo, hicieron falta cuatro años más para que se pronunciara la Justicia sobre el último de los obstáculos jurídicos que pusieron los medios y para que se pudiera avanzar sobre la concentración de medios y los oligopolios.

¿Hay moscas en las botellas de Coca-Cola? La propiedad de los medios, la propiedad de la información

“Alguien dijo que en los Estados Unidos se puede escribir contra el presidente demócrata o contra el presidente republicano, pero nunca se podrá publicar la noticia de que se haya descubierto una mosca en una botella de Coca-Cola”. Así comienza Una mosca en una botella de Coca-Cola, el documental producido recientemente por OMAL-Paz con Dignidad y Producciones CMI (con dirección de Javier Couso y guion de Pablo Iglesias[1]) en el que se analiza la relación que existe entre los principales medios de comunicación y las grandes multinacionales españolas. Porque, como se pregunta en el documental, ¿quién elige a los presidentes?, ¿la ciudadanía o los medios de comunicación? ¿Quién se atrevería a enseñar la mosca en la botella de Coca-Cola?

Eulirik ote dago Coca-Cola botiletan? Komunikabideen jabetza, informazioaren jabetza

“Behin norbaitek esan zuen Estatu Batuetan presidente errepublikarraren edo demokrataren kontra idaz daitekeela, baina inoiz ezin izango dela argitaratu euli bat aurkitu dela Coca-Cola botila batean”. Esaldi horrekin hasten da “Euli bat Coca-Cola botila batean”, duela gutxi OMAL-Paz con Dignidad elkarteak eta Producciones CMIk (Javier Cousoren zuzendaritzapean eta Pablo Iglesiasen gidoiarekin[1]) ekoiztu duten dokumentala. Bertan, komunikabide nagusien eta espainiar multinazional handien arteko harremana aztertzen da. Dokumentalean galdetzen den bezala, nork aukeratzen ditu presidenteak? Herritarrek edota komunikabideek? Nor ausartuko litzateke eulia Coca-Cola botilan erakustera?

Morir en Gaza

Ya ha ocurrido antes. Todo se repite. Israel bombardea Gaza. ¿Y qué? Todo pasa sin que pase nada. Una y otra vez. A esta matanza le precedió otra, le llamaron Pilar Defensivo, noviembre de 2012, 150 muertos, y antes fue Plomo fundido, diciembre 2008-enero 2009, 1400 muertos, y Lluvias de verano en el verano de 2006, 450 muertos, y Dias de Penitencia en septiembre de 2004, y Cinturón Defensivo en abril de 2002, en Cisjordania, 545 muertos… Una y otra vez.

El Estado de Israel: una impunidad legitimada

Por esas paradojas de la vida, el 2014 fue el que señaló la Asamblea General de las Naciones Unidas como el Año Internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino. En la resolución que determina el hecho se maneja con soltura ese lenguaje al que acostumbra la ONU y que, cuando se trata de Palestina, roza la perversión. Así se dice, “recordando el reconocimiento mutuo entre el Gobierno del Estado de Israel y la Organización de Liberación de Palestina…”, “afirmando su apoyo al proceso de paz…”, “acogiendo con beneplácito que el 29 de julio de 2013 se reanudaran las negociaciones de paz…”, “tomando nota…”, “recordando…”, “solicita…”, “invita…”. Una larguísima declaración de buenas intenciones de las que llenan los panteones, como dicen las viejitas mexicanas.