Todas las entradas de andrea

La Escombrera de Medellín. Escarbando la verdad, desenterrando la justicia

El miércoles 5 de agosto comenzaron las obras de excavación en La Escombrera, en la Comuna 13 de Medellín (Colombia), en la que algunas personas definen como “la fosa común urbana más grande del mundo”. Quedé con compañeros y compañeras de la Corporación Jurídica Libertad y con la hermana Rosa, infatigables acompañantes de las víctimas de la Comuna 13, en el convento de la Madre Laura. Poco a poco fueron llegando algunas de las ‘Mujeres caminado por la verdad’, un grupo de unas 180 mujeres, familiares de las personas desaparecidas. Sin su tenacidad y determinación nunca se habría llegado al punto en el que nos encontramos ahora.

Un paseo por el Twitter africano

La afirmación de que África sería el “continente móvil”[1] es aún más fuerte de lo que se pensaba. Algunas previsiones sostienen que el uso de Internet en los teléfonos móviles se incrementará 20 veces en los próximos cinco años, algo que supone el doble de la tasa de crecimiento en el resto del mundo. No hay duda de que la gran mayoría de las y los africanos utilizan los móviles para las actividades en línea que otros realizan normalmente en los ordenadores portátiles o de escritorio. ¿Las principales razones? Dos: la económica y la energética, ya que el acceso a la electricidad es una constante en grandes regiones del continente más empobrecido del mundo.

‘No electricity': la cara menos conocida de la pobreza en África

Desde Marruecos y bajando por la cornisa atlántica hasta Ciudad del Cabo (Sudáfrica) o, tal vez, desde las costas mozambicanas hasta las somalíes. Desde Mombasa (Kenia) hasta algún lugar aislado de la República Democrática del Congo. Una de las apreciaciones de cualquier persona que viaja por el continente africano es que, cuando cae la luz del sol, la penumbra es más bien generalizada. Linternas de fabricación china, lámparas de queroseno o móviles sirven de alumbrado público, sobre todo en las zonas rurales, aunque ahora, también, multitud de placas solares pueblan los techos de chapa de muchas aldeas aisladas.

México, ¿hasta cuándo?

No se mata la verdad matando periodistas

Este verano decidí emplear horas libres a indagar sobre las redes de trata y violencia sexual comercial. Eso, inevitablemente, me llevó a devorar con pasión y dolor el trabajo de la periodista Lydia Cacho. El último libro que leí suyo fue ‘Memorias de una infamia’, en el que la periodista detalla cómo fue su lucha contra el miedo que implica denunciar en el México actual un caso de corrupción contra uno de los empresarios más poderosos, aun siendo el objeto de la denuncia un caso tipificado como delito: la pederastia.

25 aniversario del primer levantamiento indígena en Ecuador

Jorge Herrera, presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE): “La firma del tratado de libre comercio con la Unión Europea atenta contra la paz y la seguridad de nuestros pueblos”

Hace 25 años, el mundo se preparaba para celebrar los quinientos años del denominado “encuentro” entre dos mundos. Cinco siglos después del inicio de la dominación colonial, las poblaciones indígenas seguían sufriendo la explotación en las grandes haciendas y registraban las tasas más altas de pobreza, agravadas por la imposición de las políticas neoliberales. La Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE) convocó la movilización que articuló territorial y orgánicamente a pueblos y nacionalidades bajo un discurso de clase vinculado a lo étnico, crítico con el modelo de estado.

Limitaciones del sistema sexo-género para explicar la diversidad sexual

Como cada año, la fiesta reivindicativa del LGTB (colectivo de lesbianas, gays, transexuales y bisexuales) ha visibilizado los derechos conseguidos y el trabajo que aún queda por hacer para la convivencia en tolerancia hacia la diversidad y equidad de derechos. Es un camino que exige un compromiso y también una responsabilidad estratégica, política y de rigurosidad, con el conocimiento y con lo que se quiere decir. Por ello, por un lado hay que diferenciar, aunque sea legítimo, el activismo, la política y el uso estratégico y menos preciso que se hace del lenguaje, y, por otro, la seriedad y precisión con lo que queremos conocer y nombrar.