Palestina sin tierra

El 30 de marzo, el pueblo palestino conmemora el Día de la Tierra. El origen de esta conmemoración se remonta a 1976, un día en que las fuerzas militares israelíes dispararon y mataron a seis jóvenes ciudadanos palestinos de Israel mientras protestaban junto a miles de personas contra la expropiación de tierras palestinas del gobierno israelí. Esta manifestación contra la apropiación ilegal de tierra por parte del Estado israelí (que redujo la propiedad de tierras en manos de familias palestinas en el Estado israelí de un 94% del territorio antes de 1948, a menos del 3% de su superficie actualmente) fue la primera acción masiva de resistencia protagonizada por la población palestina que vive dentro del Estado de Israel, los y las palestinas del 48.

Tierra y reforma agraria: Propuestas desde el Sindicato de Obreros del Campo- Sindicato Andaluz de Trabajadores y Trabajadoras

Andalucía ha sufrido históricamente una injusta distribución de la tierra derivada del modo en que se configuró la Andalucía moderna. La ocupación y la guerra de conquista, así como el reparto de tierras por derecho de conquista dieron lugar a un modo desigual de propiedad que conocemos como latifundismo y que se da fundamentalmente en la zona del valle del Guadalquivir. Desde las primeras décadas del siglo XIX, las reformas liberales y especialmente tras las desamortizaciones (procesos de privatización de tierras sobre todo comunales y propiedades eclesiásticas) las primeras manifestaciones del malestar rural por la penetración del capitalismo agrario en el campo tuvieron que ver con la expropiación de tierras comunales y con la privatización de tierras que hasta entonces eran propiedad de los ayuntamientos. Durante todo el siglo XIX y hasta el primer tercio del XX Andalucía vivió una serie de episodios de movilización social, especialmente tras la revolución gloriosa (1868-1874) y durante el trienio bolchevique (1917-1920), en los cuales el eje fundamental de la movilización fue el reparto de la tierra, es decir la distribución del trabajo y de la riqueza. En ese sentido con la proclamación de la II República una de las cuestiones prioritarias para los Gobiernos fue una legislación en política agraria que modernizara la agricultura andaluza y española y que mejorara la desigual distribución de la tierra.

Reflexiones sobre el acaparamiento de tierras en África: de la fiebre al análisis pormenorizado

La narrativa sobre el acaparamiento de tierras es una tendencia clara desde el 2008. No obstante, esta dinámica se puso en marcha por la liberalización del mercado de tierras en la década de los 90, y se desencadenó aún más por la aceleración de la crisis global del capitalismo al comienzo del nuevo milenio: crisis ligadas a la alimentación, la economía, las finanzas, las cuestiones medioambientales, la energía o la política. Y las posibles respuestas a estas crisis tienen en común el hecho de que todas ellas dependen de los recursos de la tierra, una realidad que ha fomentado una fiebre mundial por la pachamama. Sobre todo, en África.