“El veneno del teatro”… o el teatro, envenenado

El público puesto en pie no deja de aplaudir. Los dos actores, aún jadeantes por el esfuerzo interpretativo y la intensidad del final de obra, lanzan miradas infinitas de agradecimiento y coreografían a la perfección un elegante y simétrico arqueo de espalda en reconocimiento al respetable, que según avanzan las galas y la luz de sala gana en intensidad, se desinhibe en bravos y loas por la excelencia teatral vivida. En estas, uno de los actores hace un gesto a la platea con la palma de una mano mirando hacia abajo y el dedo índice de la otra completamente erguido percutiéndole con insistencia, pidiendo tiempo y momento para expresarse.

El tambor en Osma (Venezuela), herramienta de conocimiento cultural

Abordar la música desde una perspectiva antropológica ofrece muchas posibilidades para el conocimiento de otras realidades. En Caruao, en la costa central de Venezuela, habitan seis comunidades afrodescendientes que parecen no reconocerse a sí mismas como descendientes de la esclavitud. En este artículo centramos nuestra atención en una de ellas, Osma, donde el 24 de junio se produce una de las manifestaciones culturales más relevantes del año: las fiestas de San Juan y de San Benito.

Recolectando: de “Los espigadores y la espigadora” a la exclusión social en el Estado español

Agnès Varda recogió en "Los espigadores y la espigadora" ("Les glaneurs et la glaneuse", 2000) la labor de decenas de personas que dedicaban su vida a recolectar entre la basura de las ciudades francesas. Han pasado 14 años desde que la directora gala rodara este documental y los testimonios e imágenes que conforman su relato se han convertido en estampas frecuentes en las calles y barrios de buena parte de las ciudades del Estado español. Son un fiel retrato de la globalización de la pobreza. El trabajo de Agnès Varda evidencia la capacidad del cine documental como herramienta de denuncia, en este caso de la exclusión social.

Decir República, decir hoy

Abril es un mes republicano. Hablar en España de República significa de forma inevitable asumir una meditación histórica. El golpe de Estado de 1936 abrió un proceso de manipulaciones, olvidos y reescrituras que convirtió la historia en una versión enfermiza de la mentira. Al pasado se le negaron sus derechos como a una víctima más de la represión franquista. Fue humillado de paredón en paredón, de cárcel en cárcel, de discurso en discurso.

Billy el Niño da las gracias por ser español

Billy el Niño es español, y puede dar gracias por ello. De haber torturado al servicio de otra dictadura, en otro país, quizás no habría tenido la vida plácida de que ha disfrutado en los últimos cuarenta años, no habría saludado burlón al salir de la Audiencia Nacional tras haberse sentado unos minutos en un banquillo por primera (y seguramente última) vez en su vida.