Archivo de la categoría: África

Ane Garay, técnica de CEAR-Euskadi: “La trata es una violencia producto de la confluencia de tres sistemas de opresión: el heteropatriarcado, el capitalismo y la xenofobia”

Unas 140.000 mujeres y niñas se encuentran en situación de trata con fines de explotación sexual en Europa[1]. Con el objetivo de denunciar esta situación, sensibilizar a la ciudadanía sobre la trata con fines de explotación sexual y contribuir a cambiar imaginarios sobre las mujeres que están en esta situación, posicionándolas como refugiadas, CEAR-Euskadi ha lanzado hace unas semanas la campaña “Escapar para vivir. Se trata de refugiadas”. Hablamos sobre ella con Ane Garay, técnica del equipo de incidencia y participación social de CEAR-Euskadi.

Las agricultoras de Kolda se empoderan

Pese a trabajar a destajo, las mujeres de Kolda (en la región natural de la Casamance, en Senegal) sufren profundas desigualdades que las hacen dependientes de los hombres de la familia. Organizaciones locales y de otros países desarrollan proyectos orientados a mejorar su autonomía financiera y su poder de decisión.

Memorias del exilio. Memorias compartidas

¿Qué emociones experimenta una persona obligada a exiliarse? ¿Cómo afecta a su vida, sus relaciones, su identidad o sus condiciones socioeconómicas el verse obligada a dejar su hogar, su familia, su trabajo y su país, a veces de la noche a la mañana? ¿Son estas vivencias experiencias humanas universales que trascienden momentos históricos y espacios geográficos concretos?

Angola: El heavy metal que sana

Después de escuchar un buen rato a Beatrice llegas a pensar que efectivamente la muerte puede ser uno de los estados más placenteros. Soltera. Violada desde que tenía quince años. Tres hijos y una hija. Preciosos. Pero desconcertados a las 8 de la mañana en la frontera sudafricana con Lesotho. Sin desayunar. Mendigan en el día a día entre vendedores, turistas y la suerte de la propina. “Debe ser realmente agradable disfrutar de esa tranquilidad. Debe ser tan maravilloso ser tan privilegiado…” Delante se detiene una furgoneta desde la que emana heavy metal. No le desagrada. Me mira, sonríe y baila un código sonoro que, en otras condiciones, provocaría espasmos, rabia y furia. Pero no a ella. Beatrice lo ha descodificado. La música le habla de algo que conoce bien: la fractura social en la que le ha tocado vivir.