Archivo de la categoría: Estado español

Políticas de internacionalización empresarial de Bizkaia

La internacionalización empresarial es un elemento clave en la construcción del relato del modelo económico dominante. En la actualidad juega un papel fundamental en la propuesta política que muchos gobiernos están aplicando como receta frente la crisis económica que se inició en el 2007. Este crash que todavía estamos sufriendo no es sino una de las dimensiones de una crisis sistémica, cuyo origen de más larga data se sitúa en la propia naturaleza del capitalismo, que se vincula con una noción de desarrollo y bienestar ligada exclusivamente al crecimiento ilimitado. Crecimiento que, como es sabido, no puede dar lugar a otra cosa que no sea la reproducción de un sistema agotado y de sus terribles impactos sobre las personas, los pueblos y el medio ambiente.

‘La vida es sueño’… y el Teatro del Temple es Teatro

Los festivales o certámenes veraniegos concentrados de teatro clásico se han convertido y consolidado en un particular y feliz fenómeno cultural con categoría de evento de importante repercusión cultural y casi sin parangón respecto a otro “tipo” de teatro. En primer lugar se encuentran los referentes absolutos del tema, los festivales de Mérida y Almagro, seguidos de un buen e interesante ramillete de convocatorias como Olite, Olmedo, Cáceres, Alcalá de Henares, Alcántara, Sagunto, Peñíscola, Toledo, Castillo de Niebla o Chichilla de Monte-Aragón, por citar algunos.

¿Están las corporaciones locales del cambio transformando sus ciudades?

Estamos a mitad del período de gobierno de las corporaciones municipales que llegaron después de las elecciones del 24 de mayo de 2015. En estas elecciones se desbordaron las ilusiones y esperanzas de mucha gente, que lograron desbancar al Partido Popular y a fuerzas similares de derecha de algunos de los ayuntamientos del Estado español donde vive la mayor parte de la población. Así, Barcelona, Madrid, Valencia, A Coruña o Zaragoza pasaron a ser gobernadas por candidaturas populares, los llamados “gobiernos del cambio”.

Bajando esos humos. Las ciudades ante el reto de la contaminación atmosférica

De un tiempo a esta parte planea sobre la agenda pública de las principales ciudades un debate de carácter global que determinará, sin duda, el modelo de urbe del futuro: cómo rebajar los niveles de contaminación atmosférica urbana y cómo articular políticas alternativas a las existentes que puedan ayudar a su reducción. El debate sobre la sostenibilidad se encuentra ya en un camino sin retorno. Cuando los datos determinan que las ciudades, que ocupan poco más del tres por ciento de la superficie del planeta, son el origen del 75 por ciento de las emisiones de carbono, la necesidad de reducción es evidente y no admite discusión de tipo alguno, lo que obliga a definir soluciones.

La ‘República catalana’ y la transformación de España

El 10 de octubre de 2017 pasará a la historia: fue el día en que el pueblo de Catalunya, melancólica más que solemnemente, se hizo República (como Castilla, España) y proclamó, en diferido, el fin del régimen político español instaurado en la tutelada transición. Tiempos de cambio se avecinan en el Reino y para el Reino, porque cuando la democracia se expresa tan nítidamente en la firme voluntad de un pueblo, en la inquebrantable y permanente acción-reflexión-acción sociopolítica noviolenta, y en la transversalmente organizada participación ciudadana e institucional, no hay forma humana de mantener, sin alteraciones significativas, el statu quo vigente.

La ‘satyagraha’ catalana

La algarabía a la que hacía referencia el presidente Rajoy cuando se refería al accionar del pueblo catalán resultó ser, en realidad, una revolución no-violenta en toda regla, con capacidad suficiente para alterar la naturaleza misma del Estado español por los Siglos de los Siglos. No en vano, es la algarabía catalana uno de los ejemplos más plausibles de satyagraha gandhiana desarrollados en lo que va de Siglo XXI. Sí, un procés revolucionari que guarda significativas similitudes con la lucha no-violenta promovida por Gandhi, junto a numerosos miembros del Parlamento indio, partidos políticos y millones de ciudadanos articulados en diversas redes locales, nacionales e internacionales de diverso alcance.