Descargas, cargas fiscales y derechos de autor

Lo dejaré claro desde el principio: las páginas de descargas de música están haciendo un gravísimo daño a la música como arte, más allá de la música como negocio. No es cierto que gracias a esas páginas las creaciones musicales lleguen a más personas; tampoco es verdad que favorezcan a los grupos o artistas menos conocidos. Sí tienen razón quienes dicen que las grandes discográficas están dolidas porque esas webs se están cargando su negocio tradicional, lo que les obliga a reconducir sus líneas comerciales. Ybasta ya de justificar el pirateo con el apetito devorador de la SGAE.

“Revolution” dentro de la Revolución

El pasado mes de febrero asistí, invitado por el Instituto de Cine Cubano (ICAIC) y apoyado por la Fundación de Cine de Finlandia (SES), a la Novena Muestra de Jóvenes Realizadores en La Habana. Principalmente, este festival se plantea como el centro neurálgico de la actividad cinematográfica de los jóvenes cubanos, un punto de encuentro ineludible para acercarse a la creación más candente de las nuevas generaciones de cineastas de toda la isla. Para mí era una oportunidad única de entrar en contacto con una generación de cineastas importantísima a la hora de tomarle el pulso a la relación que en Cuba se da entre el ámbito cultural, la sociedad y la realidad política cubana, y en esos aspectos, así como en muchos otros, la experiencia no defraudó en absoluto.

Reseña “Gaza. Seguimos siendo humanos”

Este libro es el relato directo e inmediato de la Operación Plomo Fundido, que llevó a cabo Israel sobre la Franja de Gaza como tarjeta de despedida de 2008 y bienvenida de 2009. Vittorio Arrigoni, miembro del ISM (International Solidarity Movement), se encontraba allí intentando paliar los efectos del embargo al que estaba, y sigue estando, sometida la población de la Franja, y decidió quedarse para contarlo. Sus crónicas, desde dentro y sin censuras ni filtros, fueron apareciendo en el periódico italiano Il Manifesto y en un blog; más tarde se convirtieron en un libro publicado ya en italiano, alemán, inglés, y ahora en castellano.

Leer a… AmaliaLú Posso Figueroa

La nana AmaliaLú tiene un vestido color rojo que se pone solo para contar sus cuentos. Vean vé, mis nanas negras, va contando a todos. Y todo aquél que se para a escucharla queda prendado de su voz, de la armonía en sus movimientos en el contar. De la arrechera que da escucharla... Y se fue corriendo la voz, y todos hablaban de que allá, en el Chocó, en Quibdó, había una mujer, una nana, vean vé, que si la escuchas te da un pellizco en el corazón y el alma se te encabrita. Y la boca comienza a dibujar una sonrisa, sin casi darte cuenta, como hizo la nana Melitina Romaña, que tenía el ritmo en el pan, Póngale la mano al pan pa’ que suba, y enseñó a reír y a sonreír, y a reír a carcajadas a Don Albandigno, y también a Amaranto Valoyes, y así también a sus 9 hermanos y a su madre y a los 999 hombres de su madre, y es entonces cuando uno comienza a moverse al son de sus palabras y de pronto, ya sin saber, te inunda el color, el calor, olor a palo de limón y a pan recién horneado.

Guatemala. La cooperación que camina como pato

El análisis de la cooperación de España en Guatemala no puede desvincularse de la reflexión sobre el impacto de otras relaciones de tipo económico y comercial. Fundamentalmente, de la presencia de transnacionales en sectores económicos estratégicos, como el agua, las telecomunicaciones, el turismo o la distribución de energía eléctrica, adjudicada en su totalidad a Unión Fenosa/Gas Natural, Iberdrola y Endesa.