Miradas - Número 42 - Junio de 2010

El Salvador. Nuevos retos para el sindicalismo

Los movimientos revolucionarios de los años sesenta, setenta y ochenta se han convertido ahora en partidos políticos y, en la mayoría de los casos, "politiqueros" partidarios y "electoreros". Esto se ha llevado a cabo usurpando incluso siglas históricas, construidas a sangre y fuego.

Miradas - Número 42 - Junio de 2010

El Salvador. Sindicalismo, movimientos sociales y globalización

El Salvador de posguerra heredó (contrariamente a lo que debió ocurrir) un pueblo trabajador con muy bajo nivel de organización sindical. La finalización del conflicto armado y la firma del acuerdo de paz llevaron a la dirigencia del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) a considerar “inconveniente” la continuación de la lucha de calle y a orientar, con y desde sus bases, el manejo de un lenguaje y de unas acciones conciliadoras. Esto dio ventajas a las derechas que, sin perder tiempo, “vendieron la imagen del presidente de la paz”, que introdujo en el país las políticas económicas neoliberales: privatizaciones del patrimonio del Estado, despidos masivos, apertura casi total a las ofertas de un mercado sin restricciones (mano de obra barata, sin pago de aranceles, etc.) y fortalecimiento de la cultura antisindical. Políticas que convirtieron a El Salvador en país de maquila y de ensamble.

Miradas - Número 42 - Junio de 2010

El sindicalismo en el tablero. Confluencias, aprendizaje e internacionalismo

Vivimos tiempos de cambio, instalados sobre unas posibilidades tecnológicas nuevas, sobre un agresivo discurso que procede de quienes tienen el poder, el dinero y la capacidad de decisión, sobre una pasividad preocupante por parte del sindicalismo oficial y sobre una resignación que se extiende por el conjunto social. Vivimos en una sociedad cada día más rica y cada día con un mayor número de pobres. Una sociedad desigual, injusta, autoritaria y, la mayoría de las veces, irracional.

Miradas - Número 42 - Junio de 2010

Sindicalismo del Sur y sindicalismo del Norte. Sindicalismo global

No considero que la globalización haya modificado la naturaleza del sindicalismo como organización de intereses, pero sí creo que ha incorporado nuevos elementos en la acción sindical nacional y en la interrelación entre los sindicalismos nacionales y supranacionales. Y ha matizado los términos del concepto sindical de solidaridad internacionalista. Por ello me parece particularmente oportuna y positiva la formulación de la Confederación Sindical Internacional (CSI) de “nuevo internacionalismo sindical”, aunque quizás no tanto, aún, su práctica.

Dossier - Pueblos 42 - Junio 2010

Aplazamiento de la cumbre Unión por el Mediterráneo: un nuevo y sonoro fracaso

Los sombríos presagios acerca de la cumbre de la Unión por el Mediterráneo (UpM) del 7 de junio en Barcelona se hicieron realidad. Los gobiernos de los países copresidentes de la UpM, junto con el gobierno del país anfitrión, pospusieron la cumbre para otoño ante la imposibilidad de presentar unos mínimos resultados sobre los principales temas en discusión: el conflicto entre Israel y Palestina en primer lugar, pero también la incapacidad creciente de la Unión Europea para materializar las expectativas de ayuda económica y financiera a los países de las riberas norteafricana y oriental del Mediterráneo.

Dossier - Pueblos 42 - Junio 2010

De la “Europa Global” a la Cumbre de los Pueblos: Enlazando alternativas frente al modelo neoliberal

“Somos socios globales ante desafíos globales”. Con estas palabras, José Luis Rodríguez Zapatero inauguraba a mediados de mayo el evento institucional más importante del semestre de presidencia española de la Unión Europea: la VI Cumbre UE-América Latina y Caribe, cuyos principales resultados fueron el impulso a las negociaciones con Mercosur para crear un mercado común y la firma de acuerdos comerciales con Colombia, Perú y Centroamérica.