Director ejecutivo del Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB)

Marco Gandarillas: “Para las organizaciones bolivianas de izquierdas el planteamiento es politizar el trabajo nuevamente”

Marco Gandarillas, sociólogo, investigador social y director ejecutivo del Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB), estuvo unos días en Madrid participando en un seminario sobre desarrollo, cooperación y empresas transnacionales. [1] En el momento de crisis y transformación del mundo asociativo en el que nos encontramos, tuvimos la oportunidad de charlar con él sobre la situación de las organizaciones sociales en Bolivia, sobre cómo les afecta la crisis y sobre las consecuencias que está provocando allá la situación de la cooperación española y europea en general. [1]: Seminario “Repensar el desarrollo. Cooperación, derechos humanos y empresas transnacionales”, celebrado en la Universidad Complutense de Madrid del 12 al 14 de marzo de 2012 y organizado por el Observatorio de Multinacionales en América Latina (OMAL-Paz con Dignidad).

Se decía ayer...

Rousseau y el actual “contrato social”

"La soberanía que reside en el pueblo no puede ser delegada ni alienada. La esencia de la soberanía es la voluntad general y la voluntad no puede ser representada. O bien es una o bien es otra; no hay término medio. Los diputados del pueblo no son sus representantes; sólo son sus comisarios. Las leyes que el pueblo mismo no ratifica no tienen validez; son leyes nulas". [1] Jean-Jacques Rousseau (1712-1778) [1]: Rousseau (1762): El Contrato Social, libro III, capítulo XV. Citado por Godwin, William (1793) en: Investigación acerca de la justicia política. Cita tomada de la edición de Júcar de 1983.

Justicia politizada, justicia democrática

Lo que está en crisis en España no es sólo la economía, el sector bancario o el modelo productivo. Apenas queda un pilar del sistema que no muestre señales de carcoma y amenace derrumbe: la Corona, la clase política, los medios de comunicación tradicionales, el modelo social representado por los sindicatos mayoritarios y la patronal. Y la Justicia, que se suma al desmoronamiento general con sus propios escándalos e inefi cacia.

Palestina

Comunidad versus individuo: El otro nombre de la tribu

En mi experiencia rica y especialmente desafiante como coreógrafo y preparador de danza durante más de dos decenios, la mayor parte de ellos en la Palestina ocupada, he conseguido una comprensión de la interrelación intrincada, compleja, a menudo edificante y a veces frustrante, entre el artista individual y el grupo al que él o ella pertenece que me ha ayudado a comprender la necesidad crucial de un equilibrio entre lo que es remitirse al saber histórico del grupo y las aspiraciones actuales, y afirmar la creatividad y visión individuales. Sin esto último, un artista individual puede quedar subsumido en una mentalidad dominante, de rebaño.

Palestina

La situación y la lucha de las mujeres palestinas

La ideología sionista, que motiva la creación y formación del Estado de Israel sobre la histórica Palestina y la posterior ocupación de Jerusalén Este, Cisjordania y Gaza, se asienta sobre dos pilares que van a determinar el devenir de la realidad que viven las poblaciones que habitan este territorio, y, por ende, la realidad de sus mujeres.

Palestina: la resistencia hecha música

Las expresiones artísticas de un pueblo conforman una precisa vara para medir el sentir popular. Desde hace ya más de 60 años, el arte palestino nos ha mostrado a un pueblo muy particular. Portador de una causa que lucha contra la última ocupación colonialista de la humanidad que permanece en pie, el palestino se siente extranjero en su propia tierra. No vive su juventud. Crece entre cadenas. Pero, por encima de todo, el arte palestino nos muestra a un pueblo desplazado que sueña con volver a su casa: no en vano, siete de los 11 millones de palestinos que viven en todo el mundo son refugiados. Su legítimo derecho al retorno a la tierra de donde fueron expulsados por circunstancias ajenas a su voluntad fue flagrantemente violado desde que salieron y muchos de ellos viven, a día de hoy junto con sus descendientes en condiciones infrahumanas.