Honduras: de los grandes titulares a la conciencia popular

El mundo no terminaba de salir de su asombro cuando la imagen del rey del pop, Michael Jackson, y la del no tan conocido presidente de Honduras, Manuel Zelaya, compartieron las portadas de los diarios el 26 de junio de 2009. Del primero se decía que había muerto, del segundo se contaba la crónica de cómo había ingresado a la base principal de la Fuerza Aérea de Honduras a tomar por la fuerza unas boletas para realizar dos días después una consulta que iniciaría el proceso de crear una nueva Asamblea Nacional Constituyente de naturaleza popular.

Golpe de Estado y resistencia popular en Honduras

El golpe de Estado, político-militar y religioso, producido el 28 de junio de 2009 en Honduras, el país más pobre de América Latina tras Haití y Nicaragua, generó un poderoso movimiento de repudio en la comunidad internacional e impulsó en el país un capítulo inédito alternativo popular y masivo de organizaciones sociales y del pueblo no organizado. Sus acciones sumaron creatividad, beligerancia, unidad, enormes cuotas de sacrificio y, sobre todo, un espontáneo arrojo de valentía y determinación colectiva para meter al país en una nueva historia que polariza a la sociedad entre la oligarquía golpista y la resistencia popular, hoy convertida en el nuevo sujeto político de Honduras

Pueblos 42 – Junio de 2010

Os presentamos el sumario del número 42 de la Revista Pueblos (junio de 2010). En esta ocasión nos acercamos a Honduras, ofreciendo una visión del Golpe de Estado y la resistencia popular al mismo. En la sección sobre comunicación os ofrecemos un análisis de la evolución de la prensa escrita en Israel y del papel de los medios masivos en el conflicto colombiano. Jorge Molano nos habla de su visión de este mismo conflicto equiparándolo con el de Israel.

Editorial - Pueblos 42 - junio de 2010

Rachel Corrie, rumbo a las conciencias

El barco Rachel Corrie continúa su rumbo, acercándose a la Franja de Gaza para llevar algunos de los innumerables materiales de los que carece la población sitiada (cemento, medicamentos, papel, juguetes…) pero, principalmente para denunciar e intentar romper el bloqueo impuesto por Israel. Desde junio de 2007, un millón y medio de personas viven encerradas en 362 kilómetros cuadrados, sometidas a un brutal castigo colectivo que viola el derecho internacional humanitario.