La “Justicia” abre sus puertas a las víctimas del Franquismo

Después de años llamando a las puertas de los tribunales para pedir justicia, el pasado febrero se abrieron por fin para la víctimas del Franquismo. Y no una puerta cualquiera una puerta cualquiera, sino el portalón palaciego del Tribunal Supremo. Por él entraron varios familiares de fusilados por la dictadura, que se sentaron ante la que es la mayor representación icónica de la Justicia en esta democracia: una sala noble, llena de molduras, dorados y asientos tapizados, con la pompa y ceremonia habitual de tan alta institución, y los siete jueces sentados al frente, con sus togas y puñetas. por la dictadura, que se sentaron ante la que es la mayor representación icónica de la Justicia en esta democracia: una sala noble, llena de molduras, dorados y asientos tapizados, con la pompa y ceremonia habitual de tan alta institución, y los siete jueces sentados al frente, con sus togas y puñetas.

EDITORIAL - Pueblos 51, segundo trimestre de 2012

¿Sin escuela, sin paro o sin quirófano?

La luz, el calor, las tardes que se alargan... Los brazos que se escapan de los abrigos, los pies que sueñan con sandalias... Se hace un tanto irreal ya pensar en jóvenes tapados con mantas para aguantar el frío en colegios o institutos. Pero pasó. En la década de los setenta, los alumnos y alumnas iban a por leña para calentar alguna escuela unitaria en algún pueblo de Castilla (¿la Nueva?). Pasando frío estuvieron en 2012 en algún instituto de Valencia (en el Lluis Vives, el de las cargas, sí, pero en otros también). Y en algún otro de Castilla y León (¿la Vieja o la de ahora?)

Pueblos 51 – Segundo trimestre de 2012

El número 51 de Pueblos - Revista de Información y Debate dedica su dossier central a analizar la evolución del capitalismo y cómo ciertas medidas que se han impuesto en otras épocas y han arruinado la vida de numerosas personas vuelven a imponerse para... ¿volver a fallar? La sección Miradas aborda los procesos y modelos de desarrollo en América Latina y la de Comunicación nos habla sobre la imparcialidad en el periodismo y las campañas publicitarias institucionales. Además de una entrevista a un defensor de derechos humanos colombiano, un artículo sobre las puertas giratorias en el gobierno de Rajoy y las secciones de cultura y cooperación, este número se completa con los artículos de opinión de Isaac Rosa, José Manuel Martín Medem y Valentín Moreno.

Transnacionales brasileñas en África. Los casos de Petrobras en Angola y de Vale en Mozambique, dos ejemplos de la política subimperialista de Brasil en el continente

En octubre de 2011 tuvo lugar el primer periplo africano de la presidenta brasileña Dilma Rousseff desde que asumió el poder ejecutivo. Su itinerario no dejó de lado Mozambique y Angola. Ni podría: lo que le llevaba a África no eran los indudables lazos históricos y culturales que nos unen a las ex colonias portuguesas, sino los intereses de media docena de transnacionales brasileñas que destinan gran parte de sus recursos al continente “hermano”.

Rafael Puente, ex viceministro de Interior de Bolivia: “Por mucho que haya cosas que no están funcionando como deberían, yo sigo creyendo en Evo”

Rafael Puente es un boliviano de más de 70 años que ha vivido una gran parte de su vida en España y Alemania. Ex jesuita, ha dedicado la mayor parte de su carrera profesional a tareas de educación popular. Esto le ha permitido estar en contacto directo con los pueblos indígenas de Tierras Altas y Tierras Bajas, a los que siempre ha apoyado. En términos políticos, ha sido militante radical, defendiendo en cada momento lo que le convenía a su país y diputado nacional durante cuatro años por el Frente de Izquierda Unida en tiempos neoliberales. Con la llegada de Evo Morales al gobierno, fue nombrado viceministro de Interior el primer año y representante presidencial y prefecto interino de Cochabamba posteriormente. En estos momentos está a cargo de la Escuela Itinerante de Formación Política del MAS, financiada por Naciones Unidas.

Se decía ayer...

Los activos financieros o la codicia de todos

La tierra brinda lo suficiente para satisfacer las necesidades de todos, pero no la codicia de todos[1]. Gandhi. 1907. Desde que Ghandi hizo esta observación, la población mundial ha aumentado hasta alcanzar la cifra de 7.000.000 millones de habitantes [2]. Nos podríamos preguntar si, a estas alturas,la tierra continúa brindándonos la posibilidad de satisfacer las necesidades de todos, incluyendo, además de a la especie humana, a las restantes especies vivientes en nuestro planeta, que muy a menudo se nos olvida considerarlas también en sus necesidades.