Compañeros transculturales, con los transgénicos no se juega

Nuestro presidente ha dicho públicamente que las comunidades transculturales de Santa Cruz lo han convencido de que el cultivo y el consumo de productos transgénicos son nomás necesarios para poder tener seguridad alimentaria, y que por tanto va a haber que revisar la recientemente aprobada Ley de la Madre Tierra, añadiendo que parece que alguien introdujo de contrabando su prohibición en dicha ley.

25 N: espacio/tiempo para el recuerdo

Es curioso. Por fin ha conseguido el movimiento feminista y de mujeres en Bilbao que se cree un espacio conmemorativo de la lucha contra la violencia hacia las mujeres. Será en Abando, frente a la iglesia de San Vicente, y contará con alguna escultura, se llamará "Plaza de las mujeres, 25N", aunque desde el movimiento se reivindicaba "Plaza 25N" porque la plaza no es nuestra, de las mujeres, sino que es contra la violencia que se ejerce sobre nosotras por parte de los hombres. El 25N como día para la eliminación de la violencia contra las mujeres desde 1981, va a contar con un espacio público, gracias a Miren LLona, experta feminista en la recuperación de la Historia de las mujeres y autora intelectual de la campaña.

El gran negocio agroalimentario

Tradicionalmente, el campesinado se ha caracterizado por cultivar alimentos destinados al consumo propio y a los mercados locales, llevando a la práctica un tipo de agricultura respetuosa con el medio ambiente y cimentada en unos conocimientos agronómicos que se han transmitido de generación en generación. En muchos lugares el campesino o pequeño agricultor, con el tiempo se fue abriendo al mercado. El objetivo ya no era cultivar para comer, sino hacerlo para vender la siembra y poder comprar la comida y otras necesidades. La denominada “revolución verde”, acaecida a mediados del siglo XX, favoreció este proceso ya que consiguió aumentar la productividad, gracias a la mecanización del campo y a la utilización de semillas mejoradas y productos químicos. El otrora agricultor libre, se hizo dependiente de los “paquetes tecnológicos” y de las exigencias de los mercados.