Archivo de la etiqueta: relaciones internacionales

Enfermedad grave. Remedio, Donald Trump

Ante el desconcierto y la sorpresa producidos por la elección del nuevo presidente de los Estados Unidos, expertos, politólogos, periodistas, políticos, gente común y corriente… se aventuraron por todos los rincones del mundo a diagnosticar el “suceso”, a valorar lo ocurrido. Pero, ante tanto ruido, ¿alguien comprende qué ha podido pasar para que se produzca esta pérdida de control?

China y Estados Unidos: contexto y coyuntura

Confusión y desconcierto a partes iguales parecen caracterizar las relaciones de China y EE UU en los primeros meses de la presidencia Trump. Durante la Administración Obama, Beijing y Washington, en medio de dinámicas que alternaban la contención y la cooperación, recondujeron sus diferencias a la multiplicación de diálogos al más alto nivel con el fin de reducir al mínimo las sorpresas y gestionar los posibles desacuerdos limitando los efectos indeseados. Ese mecanismo tenía como telón de fondo una realidad de intensa interdependencia económica que les obligaba a cooperar para evitar males mayores. Trump quiso hacer borrón y cuenta nueva, pero tras el encuentro con Xi Jinping en Florida se dio vía libre a una reedición ajustada y cuyo recorrido debe iniciarse pronto.

Siria: dictadura, intervención, yihadismo

El pasado 25 de febrero cuatro diputados franceses, entre ellos el socialista Gérard Bapt, visitaron Damasco y se entrevistaron con Bashar al-Asad. Esta entrevista suscitó polémica, protestas y hasta una amenaza de sanciones contra su representante por parte de la dirección del PSF, pero lo cierto es que revela la naturalización pública de un reposicionamiento francés, europeo y estadounidense ya asumido sobre el terreno: “¿hay que reanudar relaciones con el régimen de Damasco?”, propone a debate el periódico Le Monde. La postura oficial expresada por Hollande y Cameron sigue siendo la de rechazar “un futuro para Siria que incluya a Bashar al-Asad”, pero ese “futuro”, como ironiza el analista Faysal Al-Qassem, puede esperar aún diez o quince años.