Archivo de la etiqueta: medios de comunicacion

Datos, tratamiento en prensa y sentencias de los feminicidios en Euskadi y Navarra entre 2010 y 2015

Las violencias machistas son múltiples y nos afectan a todas las mujeres a lo largo de nuestras vidas. El feminicidio es la forma más extrema del continuum de las violencias machistas y es seguramente su expresión más visible, pero a veces el foco que ponen los medios de comunicación o las instituciones en esta cuestión en concreto hace que perdamos una visión más global y compleja de la violencia contra las mujeres. Aunque no nos gustaría contribuir desde Mugarik Gabe a esa pérdida de perspectiva, creemos que es necesario detenernos en los feminicidios, precisamente porque a pesar de su carácter extremo no se están tomando las medidas adecuadas para su prevención. La sociedad y las instituciones parecen aceptarlos, como si se tratara de un desastre natural ante el cual poco se puede hacer.

Aleida Guevara: “Tienen que tener fuerza como pueblo para impedir que sus gobiernos sigan sosteniendo económicamente a los terroristas y a quienes provocan guerras”(1).

Aleida Guevara March lleva el apellido de uno de los iconos del siglo XX con la naturalidad con la que tantos jóvenes (y no tan jóvenes) del mundo visten camisetas con el rostro del Che, su padre. De niña le dijeron que ella y sus hermanos iban a recibir muchas cosas que no se habrían ganado directamente y que era mejor dejarlas pasar. Militante del Partido Comunista Cubano, colaboradora del Centro de Estudios Che Guevara y del Instituto de Amistad con los Pueblos, esta médica pediatra ha trabajado en Cuba y también en Angola, Ecuador y Nicaragua. Hablamos con ella en Bilbao durante el XIV Encuentro de Solidaridad con Cuba

El papel de los medios de comunicación frente al discurso del extremismo y el odio en Estados Unidos y Canadá

Tanto durante la campaña electoral como ya en el ejercicio del poder, Donal Trump ataca de manera habitual a los grandes medios, esos “enemigos del pueblo” a quienes acusa de difamación hacia su persona. Su acceso al poder lo debe a las redes sociales y a los trolls de extrema derecha, que le han permitido presentarse como candidato antisistema. En Canadá, las ideas racistas y populistas encuentran eco en las radios privadas de algunas grandes ciudades que pisotean las reglas del periodismo. Ante esta ola de odio, ¿qué pueden hacer los medios libres en América del Norte?

P.nitas*, ilustradora feminista extremeña: “En mis dibujos siempre tienen tanto las bocas como las vulvas abiertas, están reivindicándose en contra del patriarcado, en contra de que la mujer tenga que ser sumisa, callada y virgen”

Descubrir a Frida Kalho en la universidad es lo que marcó un antes y un después en la trayectoria profesional y personal de Inma Ramos, abriendo el camino que le lleva a crear p.nitas, pseudónimo con el esta ilustradora extremeña se ha hecho un nombre en el mundo de la ilustración feminista y reivindicativa. El conocimiento tardío de la artista mexicana le hizo reflexionar sobre porqué hasta entonces no había tenido referencia de ella, porqué ningún libro le había hablado de Frida. Le impresionó que una mujer hablase tan claro de su dolor, de sus sentimientos, de la enfermedad, convirtiéndolo en algo tan precioso como es toda su obra artística.

Milagro Sala, presa política. El aparato estatal y los medios empequeñecen la justicia en Argentina

El 16 de enero de 2016, un mes después de la asunción del presidente Mauricio Macri, fue apresada la dirigente social Milagro Sala en la provincia de Jujuy, un hecho por el cual Naciones Unidas solicitó la liberación inmediata de esta líder de la organización Tupac Amaru. Tras su detención levantaron diversas causas y la condenaron a tres años de prisión por un episodio en el que no se comprobó su presencia: arrojarle huevos a Gerardo Morales, hoy gobernador de Jujuy. Su encierro y las condiciones en las que se encuentra prisionera violan derechos y principios elementales que buscan adoctrinar al campo social y popular ante medidas de ajuste crecientes y a la vez ensuciar, con la anuencia de los medios de comunicación hegemónicos, la imagen de su organización y la de los gobiernos kirchneristas.