Archivo de la etiqueta: censura

EDITORIAL

Ahora, ya: No a la Ley Mordaza y sí a una RTVE independiente

“El gobierno que salga de esta moción de censura iniciará la derogación de los aspectos más virulentos de la Ley Mordaza”. Lo dijo Pedro Sánchez el jueves de la moción de censura, en un discurso en el que se refirió también a otra de las cuestiones más graves que estos últimos años han venido encogiendo la libertad de expresión y de información: la manipulación política en RTVE.

El Reportaje. Memoria de Argentina

Aparece en escena el viejo militar (Federico Luppi) esposado y custodiado por un joven policía (Juanjo Andreu). Una vez encerrado en la sala y liberado de los grilletes, ordena diligentemente sus papeles, coloca en protocolaria posición castrense su gorra de plato, se ajusta los puños y entalla con soltura la chaqueta del viejo traje de general. Recuperado el añejo orgullo, levanta la vista hacia la periodista interlocutora (Susana Hornos) con la que se va a confesar y la saluda con formalidad. A pesar del oprobio carcelario y su senectud, el personaje lo ocupa todo, y como una estremecedora pesadilla volvemos a ver, altiva y real, la terrorífica silueta de aquellos oficiales de la Junta Militar que instauraron el miedo y la represión como única forma de gobierno y destruyeron a picana y fuego casi una generación entera de jóvenes argentinos entre 1976 y 1983.

Entrevista

Asunción Balaguer: “Siempre ha sido una palabra milagrosa para poder respirar: ¡Libertad!”

“Veníamos del Festival de Cine Montreal, donde Paco (Rabal) recogió un premio a su carrera, luego teníamos que ir al Festival de San Sebastián, donde él iba a recibir un homenaje. Cuando el avión pasaba a la altura de Burdeos... ¡Fíjate, Burdeos, donde murió Goya, uno de los mejores personajes que ha hecho en su vida! Me dijo: “Vamos a pedir un Benjamín de cava y vamos a brindar”. Pero al momento se quedó pálido y se desvaneció, y con una leve sonrisa en los labios falleció sin remedio en mis brazos. Me quedé sola. ¡Yo le amaba, le amaba…! Pero aquí estoy, rodeada de amigos y trabajando en el teatro, que es lo más grande que hay”.

El poso de la conciencia

Desde que una persona se levanta hasta que se acuesta está expuesta a un sin fin de impactos, mensajes, alarmas, noticias o, para simplificarlo: palabras e imágenes. La radio habla, la tele hace ruido y el periódico responde con más o menos acierto a un trozo de realidad seleccionada. Pero también hablan los carteles publicitarios y las marquesinas de las paradas de autobuses, incluso los mismos autobuses que, al igual que el metro, se renuevan cada periodo a golpe de presupuesto publicitario. Los medios de comunicación informan, muestran, presentan, valoran y analizan, si es que uno está dispuesto a dedicar un tiempo suficiente y anhela descubrir la verdadera realidad que anda detrás.