Archivo de la categoría: Sin categoría

Bilbao, Donostia y Gernika, octubre de 2017

La comunicación alternativa, un desafío sin fronteras

Los medios de comunicación alternativa, las sinergias entre ellos, sus formas de financiación y el feminismo se plantean como un desafío en el Estado español y en varios países latinoamericanos en los que la prensa hegemónica concentra la voz de las corporaciones y los gobiernos, invisibilizando vivencias, luchas, problemáticas y experiencias de los pueblos. La Semana de la Comunicación Alternativa, que se desarrolló del 23 al 29 de octubre en el País Vasco, ha abordado estas cuestiones desde diversos talleres e intercambio de experiencias de compañeros y compañeras provenientes de Venezuela, Colombia, México, El Salvador y Argentina, y del Estado español, de Euskal Herria, Madrid y Extremadura.

El campesinado del Catatumbo alerta: No somos el problema, somos parte de la solución

En un momento de la historia en el que la humanidad se enfrente a la crisis climática, al agotamiento de los recursos para sobrevivir, a la pérdida del valor y el sentido de la vida misma, cuando todo se convierte en una mercancía desechable, cuando la riqueza infame de unos pocos es la principal enfermedad que mata millones de personas, nos preguntamos si existen alternativas al final de este camino o si, por el contrario, estamos condenados al exterminio.

El Plan Campesino y la relación entre el campo y la ciudad

La lucha del Movimiento de Pequeños Agricultores (MAP) y la lucha campesina de un modo más amplio acumularon victorias importantes en el último período, una de estas victorias es el rescate de los conceptos de campesino y campesinado. Conceptos olvidados, ocultados y prohibidos ya que durante el período militar en Brasil el principal movimiento campesino de la época, las Ligas Campesinas, fue perseguido y sus principales dirigentes fueron desaparecidas, encarceladas, exiliadas, torturadas y/o asesinadas. Por ello se pasó a utilizar identidades locales para definir el campesinado brasileño, pero esto trajo como consecuencia política el fraccionamiento de la clase, en opinión de Carvalho: “La diversidad campesina en Brasil incluye desde los campesinos y campesinas propietarios de tierras a los y las ocupantes de tierras públicas y privadas, y a quienes disfrutan de los recursos naturales tales como los pueblos forestales, agro extractivistas, la 'recursagem'[1], los pueblos de las riberas, las personas que se dedican a la pesca artesanal, agricultoras, recolectoras de cangrejos, castañeros, quebraderas de coco babasú, las colectoras de asaí, las que disfrutan de los fondos de pastos y las pobladoras de tierras comunes de los 'fachinales”[2].