Archivo de la categoría: Experiencias

(Eusk) Konfiantza sortu, korapiloak askatu

2013an antolatu zen lehenengo aldiz Foro Soziala eta berehala finkatu zituen jarduteko bere gidalerro nagusiak: hamabi gomendio, adostasunak lortzeko prozesu oso zabal eta transbertsal baten ondorioz erdietsitakoak. Gaur egun, oraindik ere, gure printzipio gidariak dira gomendio horiek, eta argi erakutsi dute oso eraginkorrak direla urteetako liskar biolentoen ondorio latz eta korapilatsuei irtenbidea emateko.

Decimos ‘hasta siempre’ haciendo comunicación crítica

El número más antiguo que conservamos de Pueblos es de mayo de 1998, aunque la revista comenzó su andadura tres años antes. Sumergirse en una hemeroteca con las fechas bien presentes es siempre exponerse a un revoltijo de emociones, entre imágenes, datos, declaraciones, líneas estéticas que vienen y van, augurios errados vergonzantes y profecías cumplidas que nos llevan a repetir en cadena “ya lo decía yo”. Echando un vistazo a este primer número del archivo, que tiene algo más de veinte años, sentimos un escalofrío desde la primera línea: “Contra la militarización de las conciencias”, “Carrera de armamentos…”, “Los inmigrantes como víctimas de la globalización”, “El Frente Sandinista ante su Congreso”, “Irak: crisis permanente”, “Aportaciones a una reflexión sobre los movimientos sociales”.

Las deficiencias en el transporte público de São Paulo afectan más a las personas pobres

Muchos alumnos y alumnas de la Universidad Mackenzie, en el centro de São Paulo, en Brasil, comenzaron el curso del 2007 animados con la idea de poder ir a la facultad en metro. Aquel año, una parte del campus fue tomada por operarios que comenzaron a construir la línea 4. La promesa era que estuviese lista en 2010. “En el último año podremos ir en metro”, pensaban. Muchos vivían en barrios lejanos y tardaban más de una hora en llegar. Llegó la graduación, pero no la línea, que se retrasó hasta 2017.

Unidos San Agustín Convive: modelo de economía popular en Venezuela en tiempos de guerra económica

San Agustín se conoce como la parroquia musical de Caracas. Con raíces afrodescendientes venidas sobre todo de la selvas mirandinas de Barlovento, de su tradición nacieron hitos de la música venezolana como el Grupo Madera. No hay esquina, escalera, calle o rincón de sus barrios en los que no se oiga la salsa, el tambor. Agrupaciones culturales, escuelas de música, danza y teatro, dan cuenta hoy de una poderosa historia de resistencia que data de sus mismos orígenes, cuando sus primeros pobladores ocuparon esas tierras, levantaron sus viviendas contra viento y marea, sin apoyo de nadie, contra el poder, y se organizaron luego para resistir desalojos, salir victoriosos de esas luchas y mantenerse de pie durante décadas de abandono, pobreza, represión y opresión del capitalismo dependiente.

La reforma de la Ley de Telecomunicaciones en El Salvador: una oportunidad para frenar el oligopolio mediático

Una de las causas fundamentales de la hegemonía que la derecha oligárquica salvadoreña mantiene, a pesar de haber perdido el control del Ejecutivo en 2009, es la vigencia de un modelo de medios antidemocrático funcional a los intereses de las élites empresariales y políticas, que imponen su dominio ideológico-cultural. A pesar de los avances de los últimos años, la falta de un esquema de medios democrático construido en clave contra-hegemónica es uno de los principales obstáculos para la consolidación de un proyecto de cambios estructurales, aun cuando gobierna un partido de izquierda.

Comunicar para liberarnos: la necesidad de visibilizar las acciones que promueven el bienestar común

Sin darnos cuenta muchas veces, vivimos sometidas a una serie de ideas, conceptos, normas e imágenes que nos manipulan, confundiéndonos con verdades autorizadas y modelos impuestos. Asumir que la enajenación es una carga de la cual es preciso desembarazarnos es un paso que posibilita liberarnos de ella. En este artículo hablamos de una propuesta en construcción que busca contribuir a la emancipación transformando las relaciones sociales, tomando como punto de partida que en la cultura dominante padecemos una grave enajenación, es decir, estamos fuera de nosotras mismas.