Archivo de la categoría: Ecología

El agua frente a la embestida de los nuevos tratados: ¿elemento de vida o recurso económico?

El agua, recurso mágico, fuente de vida y emociones, ha sido lealmente custodiada por nuestros ancestros. Su importancia para los pueblos del mundo la ha elevado a categoría de diosa, como Chalchiuhticue, en la cultura tlaxcalteca (México), Ganga, en la India, o Njord, en la mitología nórdica. La historia nos muestra el fuerte vínculo entre el agua y la identidad de las personas, sus creencias, sus lazos emocionales y su visión de la belleza.

Carlos Taibo: “Parece que lo máximo que tolera el sistema es que la discusión sobre el colapso se revele, con tonos la mayoría de las veces desvaídos, en la literatura y el cine”

Carlos Taibo es profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Autónoma de Madrid. Autor de numerosas publicaciones, el pasado 7 de marzo presentó en Bilbao uno de sus últimos libros: ‘Colapso: capitalismo terminal, transición ecosocial, ecofascismo’, en el que aborda de una manera pedagógica las posibles causas y consecuencias, así como los futuros escenarios posibles, de un probable colapso del sistema.

Manual de instrucciones para leer un tratado

Una nueva oleada de tratados de comercio e inversión (en adelante, TCI) se cierne sobre nosotrxs[1]. ¿Cómo abordarla? Este texto lanza propuestas basadas en los aprendizajes de las resistencias feministas en Abya Yala a la anterior oleada[2]. Está escrito desde el norte global, aunque desearía establecer diálogos más amplios. Como los acuerdos son, al fin y al cabo, un montón de páginas escritas, nos hemos preguntado: ¿cómo leerlos? Van aquí unas instrucciones para abrir el debate.

Dos veces al mes, un grupo de personas avanza entre risas, música y pitidos desafiando sobre sus bicicletas el incesante tráfico de Managua

En movimiento con Bicicletada Managua

Managua, como otras ciudades latinoamericanas y del mundo, se desenvuelve alrededor de un completo “caos ordenado”. Los autobuses, taxis y coches particulares abarrotan las calles asfaltadas o adoquinadas, acompañados de los bocinazos para avisar de que vas a adelantar, reprender a un coche parado en medio de la carretera o incluso saludar a un amigo que pasa caminando. Los pasos de cebra hay que inventárselos y muchas veces reinventarlos sobre la marcha ante, por ejemplo, la inoportuna aceleración de dos coches que se acercan por la derecha. Todo esto se agrava considerablemente en hora punta, cuando las personas usuarias de los transportes, sobre todo privados, salen de sus trabajos y llenan las calles de largas filas casi inmóviles, descongestionadas poco a poco por policías que asumen la tarea de los semáforos.