Apuntes para no olvidar el 2017 en África

Comenzamos, ahora sí que sí, 2018. ¿Qué puede ser mejor para entrar con buen pie que anotar cuáles fueron algunas de las claves en África en 2017? Un artículo para degustar despacito.

 

1) El adiós de la vieja guardia

Después de 37 años en el cargo, el presidente Mugabe finalmente fue expulsado. Yahya Jammeh, en Gambia, trató de mantenerse por todos los medios, pero al final no pudo mantener el poder que ostentaba desde hacía 22 años después de perder las elecciones. Gambia entraba en una nueva era en enero con Adama Barrow. Joao Lourenço recogía el testigo en Angola tras la presidencia de Eduardo dos Santos y sus 38 años al frente de uno de los primeros países productores de petróleo en África. En Sudáfrica, Cyril Ramaphosa se convertía en el nuevo líder del partido ANC. Una cosa ha quedado clara, y ha sido que la intervención de otros países africanos en algunas de las crisis regionales ha desempeñado un papel muy importante en todo el continente.

Pero además, Nana Akufo-Addo comenzó su mandato en Ghana el año del 60 aniversario como país independiente. Mohamed Abdullahi Farmajo tomó las riendas en Somalia. Thomas Thabane ahora lidera el pequeño país de Lesotho, incrustado en Sudáfrica. George Weah, el único balón de oro otorgado por la FIFA a un jugador africano, finalmente ganó la presidencia en Liberia. Y el presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, regresó a casa para gobernar el país después de su convalecencia que le ha llevado varios meses de entradas y salidas en hospitales británicos.

El RIP de 2017 es para Etienne Tshisekedi, el eterno líder opositor en la República Democrática de Congo (RDC), y para Quett Masire, el ex presidente de Botsuana, quien merece ser recordado como uno de los más grandes líderes africanos poscoloniales.

2) El genocidio olvidado de Alemania en Namibia

Una nueva demanda por dos grupos indígenas de Namibia ha recabado la atención sobre el genocidio perpetrado por Alemania en el país africano a principios del siglo XX desempolvando una herida de la época colonial hasta entonces silenciada. Entre 1904 y 1908, los soldados alemanes acabaron con el 85% de los hereros (en cuatro años pasaron de unos 90.000 a 15.000) y el 50% de los namas (de 20.000 a 10.000).

3) Chimamanda Adichie, elegida miembro de la Academia Americana de Artes y Letras

Hay que felicitar, otra vez, a la escritora nigeriana Chimamanda Adichie por este maravilloso logro. Ella siempre nos recuerda “lo mucho que los estadounidenses se equivocan sobre África”, y también la necesidad de educar en el feminismo. A todos y todas. Este perfil de Dave Eggers sobre Adichie en el New York Times es muy interesante. Al igual que el ensayo de la escritora sudafricana Sisonke Msimang, “Una breve historia de Chimamanda Ngozi Adichie”.

4) Hambrunas y sequías en todo el continente

Ciudad del Cabo se encuentra en medio de una grave sequía; de hecho, se está quedando sin agua. Pero países como Kenia, Somalia, Sudán del Sur o Nigeria se enfrentan a una inminente hambruna en algunas regiones. La crisis alimentaria amenaza a 20 millones de personas en el continente lo que conduce a subrayar en mayúsculas que el cambio climático es real. Pero como Amartya Sen nos enseñó hace muchos años, las hambrunas están provocadas por el hombre. Estas fotos muestran la escala exponencial del problema. Y como suele ocurrir, las familias pobres se vieron obligadas a ayudarse mutuamente para superar la crisis. Y lo consiguieron.

5) Inversiones en infraestructura y finanzas públicas

En Kenia se lanzó el ferrocarril Nairobi-Mombasa después de años de construcción, escándalos e inversión china. El conocido como el “Lunatic Exprex”, un tren que nunca se sabía a la hora a la que llegaba (con trayectos de en ocasiones 24 horas) ha desaparecido dejando auténticas historias en la Kenia contemporánea. Lo interesante del nuevo ferrocarril es que ha sido la obra de infraestructura más importante desde los tiempos coloniales británicos. Y no es el único.

China también construirá un servicio de tren ligero en Lusaka. Al mismo tiempo, Ghana comenzará pronto a construir el ferrocarril Accra-Kumasi (por cierto, se ha estrenado la película Keteke sobre este tema). Los países africanos todavía tienen problemas para recaudar fondos y pagar sus proyectos de carreteras, algo básico. China está invirtiendo miles de millones en todo el continente (aunque no sin debate). Aquí hay algunas ideas nuevas para el financiamiento del desarrollo en los “países en desarrollo”. Sin duda, la política de las finanzas públicas será uno de los temas más importantes en el continente en los próximos años.

6) Aumento de la obesidad en el continente

El SIDA, la malaria y el Ébola han copado los titulares este año. Sin embargo, el continente se enfrenta a una creciente crisis de obesidad que está alimentando la diabetes. Este mapa muestra el aumento de la enfermedad en todo el continente. Los africanos también están lidiando con un aumento de la hipertensión, una enfermedad que está matando a miles de personas. Los nuevos desafíos de salud pública son reales.

7) El auge de los movimientos de secesión

Los movimientos secesionistas están ganando impulso en Nigeria, Camerún y Etiopía. Después de las disputadas elecciones en Kenia, Raila Odinga también ha amenazado con la secesión del país. No obstante, los gobiernos africanos están recurriendo a una poderosa estrategia para limitar la actividad de protesta: cerrar Internet. El gobierno de Camerún lo hizo en las regiones anglófonas del país a medida que los disidentes tomaban las calles. Parece una estrategia poderosa que podría volverse más popular en 2018. #BringBackOurInternet.

8) Subastas de esclavos en Libia

La crisis migratoria continúa contribuyendo a las muertes en el Mediterráneo. Un nuevo acontecimiento fue la exposición de subastas de esclavos en Libia en mercados abiertos. La CNN grabó imágenes de vídeo de las ventas. ¡Pero ojo! Es importante recordar que las políticas migratorias de Europa son cómplices en estos crímenes de lesa humanidad. Aquí, una lectura obligada: “El viaje desesperado de una niña traficada”, de Ben Taub.

9) Resistir a Boko Haram

Algunos de los mejores escritos del año se sumergieron profundamente en cómo las comunidades locales, y especialmente las mujeres, se resisten a Boko Haram. Se puede leer “Visitando el territorio de Boko Haram”, un extracto del nuevo libro The Chibok Girls. En esta serie de artículos se documentan historias de supervivientes del grupo terrorista. Estos son algunos fascinantes retratos de niños que fueron secuestrados por Boko Haram. Así es como cuatro niños soldados sobrevivieron a estos terroristas. Esta es una lectura obligada sobre las adolescentes que sobrevivieron a Boko Haram. Y este otro: huir de Boko Haram, solo para ser violadas por las fuerzas de seguridad de Nigeria.

En estas increíbles fotos aéreas se puede observar la devastación dejada atrás por los terroristas. Y en este informe se ofrece un perfil completo de los atentados suicidas de Boko Haram. En esta entrevista pudimos hablar con la periodista nigeriana Chica Oduah y cómo ella ha tratado el tema, sobre todo con las familias afectadas. En A Moonless, Starlight Sky se examina cómo los africanos comunes y corrientes luchan contra el extremismo violento.

Para terminar, un consejo sobre cómo escribir sobre Boko Haram.

10) #MeToo

Lupita Nyong’o, la oscarizada keniana, escribió un poderoso artículo de opinión hablando en contra del productor de Hollywood Harvey Weinstein. Se ha abiero afortunadamente la caja de pandora de los abusos a mujeres en la industria del cine norteamericana: #MeToo.

Algunos de los aspectos culturales y sociales más destacados del año 2017  también han sido: los tatuajes en Kinshasa; los emoticonos africanos para África; cómo jugar al fútbol con un hijab; la increíble historia del rey del vinilo de Kenia; los pioneros del skate en Nigeria; los metaleros de Batswanan; James Bond en medio del tráfico en Dar es Salaam (o cómo alucinar con un coche Aston Martin en las calles de esta ciudad costera de Tanzania); Trump como dictador nigeriano; el vivo ajetreo de la ciudad de Accra (Ghana); las cabras trepadoras de árboles; patines eléctricos en Mogadiscio, la capital somalí; las boxeadoras en la República Democrática del Congo; los increíbles funerales en Ghana que nos enseñan cómo despedir a un difunto; la historia sensacionalista de Githeri man durante las elecciones kenianas del 8 de agosto; el hilo #AfricansInAMeme; los guerreros masais del cricket, de la ciudad keniana de Laikipia; los dandies de Nairobi y los días lluviosos en esta capital; las luchadoras de Senegal; la última maratón de Meb Keflezighi; el equipo femenino de Nigeria de bobsled (sí, un deporte de invierno); y las esculturas humanas del mercado balogunano de Nigeria.


Sebastián Ruiz-Cabrera. Doctor en comunicación y periodista especializado en RR.II. y en África al sur del Sahara. Coordina “Cines y Audiovisuales” en el portal sobre artes y culturas africanas www.wiriko.org, es analista político en Mundo Negro y colaborador de Pueblos – Revista de Información y Debate.


Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *