El feminismo busca un rol protagónico en Argentina

“En los últimos años, el movimiento de mujeres logró insertar en la agenda pública un reclamo de mínimos: #NiUnaMenos, es decir, nuestras vidas. La unidad en torno a ese derecho fundamental fue posible y se construyó rápidamente”, explicó Paloma Dulbecco, politóloga, docente y becaria del Concejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) de Argentina.
Manifestación del 8 de Marzo de 2017. Buenos Aires. Emergentes, CC -BY -4.0.

 

En un país en el que es asesinada una mujer cada 18 horas, la tragedia movilizó las conciencias y así se tomaron las calles en varias oportunidades al grito de “Vivas nos queremos”. La tierra tembló varias veces en diversas plazas del país con miles de mujeres marchando, unas veces de luto; otras, multicolor. Y todos aquellos colectivos de mujeres, muchos de los cuales ya participaban de encuentros nacionales, empezaron a generar lazos más profundos y a sumar a otras mujeres identificadas no sólo por la lucha contra la violencia de género sino por reivindicaciones sociales y políticas.

“Pudimos visibilizar que la preocupación central de los feminicidios es posible en el marco de una sociedad que avala y reproduce múltiples formas de discriminación y violencia contra las mujeres, de diversos tipos y en distintos ámbitos. Podemos morir asesinadas por el simple hecho de ser mujeres, así como por la misma razón se nos paga menos salario por igual trabajo, nos condenan las publicidades a las tareas de limpieza-cocina- cuidado, se nos restringe el acceso a los lugares de toma de decisión; en definitiva, resulta de una cadena de significados, discursos y prácticas sociales tendientes a que se preserven los privilegios de poder y la libertad de los que gozan los varones”, sostuvo Dulbecco.

La politóloga marcó una instancia “sintomática” de discusión que tuvo que ver con la participación o no de los varones en el Paro Internacional de Mujeres del 8 de Marzo de este año. “Los argumentos desde muchas organizaciones y militantes feministas para sostener la posición de que no participasen varones no se vinculaban únicamente con que estos se encargasen de asumir las tareas (domésticas, laborales, familiares, entre otras) que garantizasen la posibilidad de que las mujeres pudiesen movilizarse, sino principalmente con el corrimiento, por una vez, del espacio público”, sostuvo.

Dulbecco afirmó que la pretensión de condiciones de igualdad “no será posible hasta tanto no se combine la lucha de las mujeres por esos espacios y derechos en las organizaciones e instituciones transversales con una renuncia por parte de los varones de los privilegios con los que la masculinidad los imbuye para el espacio público y político”.

Pero mientras toda esta movilización de base crece, desde el Estado parece haber un movimiento en contra. A partir de la asunción del Gobierno de Mauricio Macri, en diciembre de 2015, comenzó a desfinanciarse y a desarticularse la educación sexual integral y se generaron recortes en el presupuesto del Consejo Nacional de Mujeres. Esta entidad fue cerrada por decreto a inicios de septiembre y fue reemplazada por un instituto, decisión criticada en ámbitos feministas y políticos porque consideran que suprime la participación del interior del país.

“Hasta el momento las políticas públicas que llevó adelante el Gobierno Nacional en materia de lucha contra la violencia hacia las mujeres y de búsqueda de la equidad en el acceso a los derechos entre mujeres y varones han sido escasas e ineficientes. No se requiere más prueba para afirmarlo que el hecho de que el número de feminicidios crece año a año. Cabe destacar también que el Consejo Nacional de las Mujeres ha sufrido diversos recortes de un presupuesto que, originalmente, ya era insuficiente”, afirmó en declaraciones a los medios de comunicación Raquel Vivanco, coordinadora nacional de Mujeres de la Matria Latinoamericana (MUMALá)

Manifestación del 8 de Marzo de 2017. Buenos Aires. Emergentes, CC -BY -4.0.

 


Rosaura Audi es periodista. Forma parte de la asociación Comunicadores de la Argentina – COMUNA y del consejo de redacción de Pueblos-Revista de Información y Debate.  

Artículo publicado en el nº75 de Pueblos – Revista de Información y Debate, cuarto trimestre de 2017.

Artículo vinculado a: “América Latina en clave feminista: luchas por la despatriarcalización de un continente”, de Mª Cruz Tornay.


 

Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *