Rasguños al sistema: “Rango”

Decir que la espléndidamente realizada Rango, que se llevó la estatuilla a mejor filme de animación en la anterior edición de los Óscar, es una película antisistema sería decir demasiado... y sería falso. Pero sí contiene una cierta crítica (a veces grande) a elementos intrínsecos al neoliberalismo, como el afán depredador de los recursos naturales, las desigualdades económicas y sociales o la corrupción.

p56_rangoDivertida, trepidante, imaginativa, inteligente… Rango es sobre todo un homenaje al western, homenaje plagado de detalles que nos hacen preguntarnos si estaríamos dispuestos a levantar la cabeza y decidirnos a actuar, como hace el protagonista después de creer que no es posible cambiar determinada situación de injusticia, que todo está perdido. Cuela un mensaje muy yankee, sí, el “tú puedes”, pero para combatir a un malvado que no es un disidente, ni indignado, ni islamista… El malo es el que tiene el poder, el cabecilla de una oligarquía que controla todo, empezando por la alcaldía y siguiendo por la gestión de los recursos.

Una oda al western, decíamos. Aunque también podría decirse que es un cántico al séptimo arte en conjunto. La sombra de Clint Eastwood planea constantemente por este largometraje lleno de abundantes guiños cinematográficos, El bueno, el feo y el malo, La guerra de las Galaxias, Érase una vez el oeste, China Town, Apocalipsis Now, Los Profesionales…

Una oda, también, a la amistad, a la fraternidad, a la solidaridad, protagonizada por un camaleón, que aspira a ser representante de la ley en un pueblo (Dirt, polvo) del desierto de Mojave (hasta que decide que lo que tiene que hacer es dejarse de imposturas para intervenir en la vida real vista la situación desastrosa en la que mantienen los poderosos a los habitantes de la zona). Y los demás animales, de quienes, a medida que pasan los minutos, una se da cuenta de la cantidad de rasgos humanos que hay en ellos. Para lo bueno, lo malo y lo regular.

Tampoco es que desmantelen un sistema, pero le hacen unos buenos rasguños. Que no está nada mal.


Beatriz Tostado es colaboradora de Pueblos – Revista de Información y Debate.

Este artículo ha sido publicado en el número 56 de Pueblos – Revista de Información y Debate, abril de 2013.


Print Friendly, PDF & Email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *