Archivo de la etiqueta: primavera arabe

Reino Unido. La revolución siria y la crisis del movimiento antiguerra

El estallido de la Primavera árabe en 2010-2011 será recordado como uno de los periodos clave de comienzos de este siglo. A lo largo y ancho del mundo árabe se desarrollaron movimientos de protesta simultáneos que reclamaban libertad, democracia y justicia social, y que desembocaron en verdaderas revoluciones en Túnez, Libia, Egipto y Siria. El derrocamiento de dictaduras, no de una sino de varias décadas de antigüedad, mediante la movilización de decenas de millones de personas fue un acontecimiento histórico increíble que infundió esperanza a tantos y tantas que luchan por la libertad humana en todo el mundo.

El Invierno Árabe

En menos de cinco años el norte de África y Oriente Medio han pasado de una prometedora y contagiosa Primavera Árabe a la oscuridad y el reino del terror del Estado Islámico. Una contrarrevolución que no hubiera sido posible sin la complicidad de las principales potencias y sus aliados regionales.

Túnez, fin de ciclo

Cualquiera que sea a partir de ahora el destino de Túnez, se vuelva o no al 'anciene regime', haya más o menos paz y democracia, lo cierto es que la victoria en el segundo turno de las presidenciales de Beji Caid Essebsi, ministro torturador de Bourguiba, presidente del Parlamento de Ben Ali, representante de las élites económicas del país, cierra el ciclo que comenzó en este país hace ahora cuatro años, con la muerte del olvidado Mohamed Bouazizi y el incendio revolucionario de toda la región árabe. Con independencia de lo que ocurra a partir de ahora, lo cierto es que el triunfo de Essebsi y su partido “restaurador” (del “prestigio del Estado”, núcleo de su campaña electoral) significa la muerte simbólica de la llamada “primavera árabe” en el lugar mismo donde nació. ¿Qué queda de esa estimulante irrupción de los pueblos en la historia? La revolución lleva ya muchos meses al margen, sedimentada en una abstención que no ha dejado de crecer en las sucesivas citas electorales; pero a nivel político e institucional, con Moncef Marzouki, el psiquiatra activista de los DDHH que ha ocupado la presidencia en los últimos tres años, desaparece también el último vestigio simbólico del movimiento popular del 14 de Enero.

Salvar a Siria

Me ha costado decidirme a escribir algo sobre Siria. No es fácil construir un argumento cuando lo primero que viene a la mente son oraciones (en el sentido gramatical por favor) adversativas, cuando a cada afirmación le acompaña un pero o un sin embargo, cuando hay más dudas que certezas, cuando lo que era o lo que pensábamos que era lo que estaba ocurriendo se ha trasformando en algo distinto, cuando el levantamiento contra la dictadura, que eso fue– y aquí no hay adversativa que limite el sentido de la afirmación– lo que ocurrió, deviene en una atroz carnicería en la que Siria, la vieja y civilizada Siria, se destruye o está siendo destruida desde dentro que es la forma más eficaz y cruel de destrucción.

Túnez en el abismo. Revolución y contrarrevolución en la cuna de la “primavera árabe”

El golpe de Estado militar en Egipto el pasado 30 de junio ilumina y profundiza la ofensiva contrarrevolucionaria que, desde el interior y desde el exterior, ha tratado de limitar o abortar los procesos de cambio iniciados en el mundo árabe a partir de diciembre del año 2010. Detenidas en el rompiente de Siria, donde las protestas populares se están desviando de su impulso ecuménico original y son secuestradas e instrumentalizadas por potencias extranjeras, y empujadas hacia el conflicto “sectario” o religioso, el sangriento putch egipcio forma parte, en realidad, de un golpe de Estado regional contra los Hermanos Musulmanes y sus diferentes ramas locales: un golpe de Estado, en definitiva, contra el modelo turco-qatarí, aceptado sin entusiasmo por los EEUU y la Unión Europea, que parecía destinado a “democratizar” Oriente Próximo y el Norte de Africa y garantizar una nueva estabilidad durante algunos años.

El suicidio de la izquierda árabe

Egipto estalló. Como era previsible. Y el estallido se ha llevado por delante a la izquierda árabe. Mejor dicho, a los restos de la izquierda árabe porque ésta, en realidad, se ha suicidado. La situación recuerda mucho a la película “La vida de Brian”, de los fantásticos Monty Python: en la escena final, un grupo de aguerridos –y bien armados- luchadores se acerca a quien consideran líder revolucionario, Brian, que está crucificado, y para salvarle… se suicidan. Pues eso viene haciendo la izquierda árabe desde las tan traídas y llevadas “primaveras”. Quien tenga interés en profundizar en la tesis de quien esto escribe que recurra a un viejo artículo de hace exactamente un año titulado "¿Dónde fueron todas las flores en la 'primavera árabe''?" (1). Quien no, que evite seguir leyendo y no pierda más el tiempo.