Archivo de la etiqueta: periodismo

Libertad de prensa en México: entre la negligencia y la incapacidad del Estado

México es hoy uno de los lugares más peligrosos del mundo para ejercer el periodismo. Lo señalan diferentes organizaciones y lo corroboran los datos del día a día. Profesionales asesinadas, desaparecidos, agredidas, amenazados, silenciadas, despedidos o atacadas por el mero hecho de ejercer su trabajo. Cerca de la mitad de estos ataques son causados por personal del funcionariado público en una espiral de violencia contra quien ejerce el periodismo que se extiende por todo el país y que continúa creciendo en medio de un vergonzante clima de impunidad y connivencia.

México, ¿hasta cuándo?

No se mata la verdad matando periodistas

Este verano decidí emplear horas libres a indagar sobre las redes de trata y violencia sexual comercial. Eso, inevitablemente, me llevó a devorar con pasión y dolor el trabajo de la periodista Lydia Cacho. El último libro que leí suyo fue ‘Memorias de una infamia’, en el que la periodista detalla cómo fue su lucha contra el miedo que implica denunciar en el México actual un caso de corrupción contra uno de los empresarios más poderosos, aun siendo el objeto de la denuncia un caso tipificado como delito: la pederastia.

El feminismo tiene mala prensa

En parte es normal, y en parte se lo ha buscado. Me explico. El feminismo es el movimiento más subversivo de los que se han dado en los últimos siglos, pues en su propuesta está 'subvertir' el orden establecido del sistema desde la base misma del orden social desmontando y rediseñando todas las estructuras, desde las más amplias hasta las más íntimas. El feminismo se ha planteado resignificar el papel de las mujeres en la sociedad, en la esfera política, en la economía y en las leyes, pero también en la maternidad, en la familia, en el sexo, en el amor y en la representación del papel mismo que ocupamos en el imaginario colectivo y en la esfera simbólica. Es decir, que el feminismo plantea 'destruir' el mundo tal y como lo conocemos, y volver a construir un orden social nuevo. Y eso no lo tolera ningún sistema.

Materiales para un periodismo democrático

En alguna conferencia el periodista y escritor Pascual Serrano ha afirmado que la izquierda ha de superar la “fase plañidera” en torno al actual debate mediático, y plantear alternativas serias al vigente estado de cosas. Entrar en una fase propositiva que supere la queja inútil y así poder avanzar. Es lo que Serrano ya hizo en “Contra la neutralidad” (Península), en 2011, donde proponía como ejemplo de periodismo riguroso y comprometido las experiencias de varios reporteros de fuste: Ryszard Kapuscinski, John Reed, Robert Capa, Rodolfo Walsh o Edgar Snow. En “La Prensa ha muerto: ¡Viva la prensa!” (Península) el periodista hace algo parecido. Describe las experiencias de medios y periodistas que han explorado vías distintas a la del paradigma neoliberal.

Apunta, dispara y publica: ¿Puede la agitación en las redes sociales sustituir a la gente aglomerándose en las calles?

En la mañana del 9 de junio, una multitud se quedaba fuera, a la sombra del Hotel Hilton y del Corner House, al lado de Kimathi Street, en Nairobi (Kenia). Sus ojos estaban fijos en un hombre que se había encadenado a la estatua de Dedan Kimathi, el luchador por la libertad que después daría nombre a la calle. El manifestante, que se identificó como Dedan Kimathi Waceke, llevaba una bandera de Kenia con un sombrero con los colores nacionales y gritó que no iba a liberarse de su prisión a menos que se le concediera una audiencia con su abuela, Mukami Kimathi. Afirmaba que era el tercer nieto de Dedan Kimathi, pero que, a pesar de tan impresionante pedigrí, languidecía en la pobreza.