Archivo de la etiqueta: onu

El desafío en la interpretación e implementación de las directrices voluntarias sobre la gobernanza responsable de la tenencia de la tierra, la pesca y el bosque en América Latina

Desde el 2009, los movimientos para la soberanía alimentaria han logrado tener una influencia notable sobre la política internacional gracias a que han ampliado su participación en los espacios de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). En particular, las directrices voluntarias sobre la gobernanza responsable de la tenencia de tierras, pesca y bosques[1] o “Directrices de Tenencia” (DT) forman un acuerdo histórico a nivel internacional sobre cómo se deben gestionar los derechos de tenencia y acceso a la tierra, la pesca y los bosques. Según la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) las DT tienen el propósito de ofrecer un esquema y buenas prácticas que puedan ser empleadas por los Estados en sus procesos legislativos y en la definición de sus formas de administración[2].

Luis Espinosa Salas: “Esta herramienta no tiene como objetivo destruir el mundo corporativo, sino mejorar el sistema internacional de respeto a los DDHH”.

Luis Espinosa Salas es consejero en la Misión permanente de Ecuador ante la ONU. Participó en Bilbao en el curso “Construyendo alternativas al poder de las transnacionales” organizado por el Observatorio de Multinacionales en América Latina (OMAL), en el que presentó el proceso de construcción de un Tratado Internacional que incluya herramientas vinculantes que garanticen el cumplimiento de los Derechos Humanos por parte de las empresas transnacionales.

Solidaridad con el pueblo saharaui. ¿Alimentando una esperanza?

A principios del siglo pasado, Mohammad, el abuelo de Lalia, recorría el Desierto del Sáhara con su caravana de dromedarios para conseguir vender la sal y el oro que transportaban desde el Golfo de Guinea a las costas del Norte de África. Hoy, en el siglo XXI, Lalia espera las caravanas de alimentos que miles de personas solidarias del Estado español envían cada año a los campamentos de refugiados saharauis en Tindouf (Argelia), ciudad a la que llegaba el abuelo de Lalia para vender sus mercancías. Terrible condena para un pueblo cuyo único delito es haber querido ser sólo saharauis, en su tierra (la que sobrevive en los mapas de su memoria, en la geografía de sus sueños), el Sáhara Occidental, ilegalmente ocupado por el Reino de Marruecos tras el vergonzoso abandono de España, que dejó a su colonia al albur de las rapiñas.

Mujeres saharauis: la lucha que continúa

El 31 de octubre de 1975, el ejército marroquí invadió y ocupó por la fuerza de las armas el Sáhara Occidental, obligando a su pueblo a enfrentarse a una gran injusticia que hoy, cuarenta años después, continúa tratando de silenciar a pesar de la flagrante violación de la legalidad internacional. Las mujeres saharauis, incorporadas desde el inicio a la lucha por la libertad y la justicia para su pueblo, siguen activas y convencidas de que son parte indivisible de ese gran movimiento a nivel mundial que lucha por la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres y por la construcción de un mundo más justo y más democrático.

El Tratado Internacional de los Pueblos como garantía de los derechos humanos

El 'Tratado Internacional de los Pueblos' para el control de las empresas transnacionales es un documento publicado en 2014 fruto del trabajo conjunto de movimientos sociales, pueblos originarios, sindicalistas, expertos/as, activistas y comunidades, apoyados también por las organizaciones que conforman la campaña 'Desmantelando el Poder Corporativo'.

Siria: objetivos de una gran guerra ‘proxy’

Los cerca de cuatro millones de personas refugiadas y alrededor de 150.000 asesinadas, un país y su estado destruidos, son el resultado de un terrorismo compartido por los países implicados y los grupos armados convertidos en la carne de cañón de las potencias mundiales y regionales que, como EEUU, Francia, Turquía, Irán, Qatar y Arabia, les patrocinan en una de las guerras más abiertamente delegadas o 'proxy'.