Archivo de la etiqueta: nazanin armanian

“Se creyó que bastaba con invertir lo contado por los medios hegemónicos para obtener la verdad”. Una conversación con Nazanin Armanian y Santiago Alba Rico

El conflicto en Siria ha dejado totalmente al descubierto los vacíos y diferencias en la izquierda y la fragilidad del trabajo de los medios de comunicación alternativos. Nazanin Armanian, iraní refugiada en Barcelona desde 1983, coautora de libros como “Irán: la revolución constante” (Flor del Viento, 2012), y Santiago Alba Rico, residente en Túnez desde 1998 y que acaba de publicar “¿Podemos seguir siendo de izquierdas? Panfleto en sí menor” (Pol.len) comparten habernos acercado, a través de cientos de artículos, realidades distantes y complejas como las de Siria, Irán, Egipto o Túnez. Comparten, también, el haber recibido incontables críticas por algunos de estos artículos, en especial por algunas de las ideas que expresaron sobre Libia, Siria y las intervenciones militares (realizada y posible, respectivamente) de EEUU sobre estos países. En esta entrevista abordamos estas cuestiones, el alcance de las revueltas árabes, la propaganda imperialista, los clichés y la información sobre zonas de conflicto.

Vídeos del seminario “SIRIA. Realidades, conflicto y medios de comunicación”

Nazanin Armanian, Santiago Alba Rico, Teresa Aranguren, Majed Dibsi y Víctor Pozas trataron de responder el pasado 7 de febrero en Bilbao a varias preguntas sobre el conflicto sirio: ¿Qué está ocurriendo? ¿Qué raíces y ramificaciones tiene el conflicto actual y hacia dónde puede continuar? ¿Qué frenó una intervención militar que parecía inminente? ¿Qué nos cuentan los medios de comunicación y por qué? ¿Cómo lograr una solución no violenta y el respeto de los derechos humanos? Este artículo incluye los enlaces a los vídeos completos de las ponencias.

Santiago Alba Rico, que lleva desde 1988 viviendo en el mundo árabe y acaba de publicar el libro '¿Podemos seguir siendo de izquierdas?', ha participado en un seminario sobre el conflicto bélico en Siria.

“El régimen sirio ha salido fortalecido de la crisis de las armas químicas”

El salón de grados de Zubiri Etxea, en la facultad de Sarriko de Bilbao, se quedó ayer pequeño para conversar sobre el conflicto bélico en Siria y sus implicaciones en la región. El futuro del régimen autoritario de Bashar Al-Asad, el conflicto que sigue desangrando a este país, las 'conversaciones de paz' en Ginebra, las armas químicas del régimen sirio y su supuesto control por Naciones Unidas, los bombardeos de Israel... Muchas preguntas asaltaban ayer a los participantes en este seminario -organizado, entre otros, por la revista Pueblos y por Hegoa- que ha repasado en los últimos dos días algunas de las claves que no aparecen en las primeras páginas de los medios de comunicación tradicionales.
1401_SIRIA_banner

SIRIA. Realidades, conflicto y medios de comunicación

Asad. Revueltas. Dictadura. Sufrimiento. Guerra civil. Grupos terroristas. Armas químicas. Sufrimiento. Geopolítica. Obama. Conferencia de paz. Bombardeos de Israel... ¿Qué está ocurriendo en Siria? ¿Qué raíces y ramificaciones tiene el conflicto actual y hacia dónde puede continuar? ¿Qué frenó una intervención militar que parecía inminente? ¿Qué nos cuentan los medios de comunicación y por qué? ¿Cómo lograr una solución no violenta y el respeto de los derechos humanos?

Siria: tablero de una guerra de intereses ajenos

Las primaveras populares de Egipto y Túnez están ofreciendo una oportunidad de oro a Estados Unidos (EEUU) y a sus aliados para llevar a cabo el plan de reconfiguración del mapa político-geográfico de Oriente Próximo y norte de África, donde Siria es una de las piezas clave. Hace casi dos años, la OTAN aprovechó el vacío democrático en Libia (primera reserva del petróleo de África) para provocar la caída del dictador Muamar Al Gadafi e instalar en su puesto integristas afines ultra reaccionarios. Poco después, consiguió en Siria neutralizar las manifestaciones pacíficas de las y los ciudadanos en contra de las políticas económicas y sociales del gobierno de Bashar Al Assad y llenar el escenario con una turba de mercenarios armados, cuyo fin no es otro que destruir el Estado sirio, el último bastión laico de la región, como se hizo con Irak.