Archivo de la etiqueta: memoria

“Toda fotografía es un certificado de presencia”. Roland Barthes

Contra el olvido. Memoria fotográfica de Palestina antes de la Nakba, 1889-1948

La “no existencia” de Palestina antes del año 1948 constituye uno de los pilares del discurso sionista. Negar la presencia de sus gentes también. Echar por tierra el eslogan sionista “una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra” es lo que nos ha llevado a la periodista Teresa Aranguren y la fotógrafa Sandra Barrilaro a buscar en archivos y álbumes familiares fotografías previas a ese año para reunirlas en este libro.

Visiones del conflicto y la paz en Colombia en organizaciones defensoras de los derechos humanos

Este texto ha sido elaborado a partir del artículo que lleva por nombre “Conflicto y paz en Colombia. Significados en organizaciones defensoras de los derechos humanos”, publicado en la Revista de Paz y Conflictos, Vol 8, nº 1. Es mi deseo agradecer sinceramente a Francisco Jiménez, director de dicha revista, y a Marina Blesa, editora de Pueblos, la elección de este artículo para su publicación en versión reducida.

La Escombrera de Medellín. Escarbando la verdad, desenterrando la justicia

El miércoles 5 de agosto comenzaron las obras de excavación en La Escombrera, en la Comuna 13 de Medellín (Colombia), en la que algunas personas definen como “la fosa común urbana más grande del mundo”. Quedé con compañeros y compañeras de la Corporación Jurídica Libertad y con la hermana Rosa, infatigables acompañantes de las víctimas de la Comuna 13, en el convento de la Madre Laura. Poco a poco fueron llegando algunas de las ‘Mujeres caminado por la verdad’, un grupo de unas 180 mujeres, familiares de las personas desaparecidas. Sin su tenacidad y determinación nunca se habría llegado al punto en el que nos encontramos ahora.

María Salvo, ex-presa política: “¿De aquí a diez años? Que muchos pueblos hayan conseguido ser independientes y soberanos”

A María Salvo la apresaron en Madrid en octubre de 1941 cuando actuaba de enlace de la resistencia antifranquista. Sufrió interrogatorios, torturas y dieciséis años en diferentes cárceles, pero una vez fuera continuó trabajando día a día por las ideas republicanas. Hoy, con 94 años, no deja de seguir la actualidad social y política, aportando tiempo, argumentos e ilusión a las luchas que continúan.

Guatemala en el olvido

Los años 80 del siglo pasado se podrían calificar como los de la solidaridad con Guatemala; la década de los 90, como la de la cooperación internacional con ese país centroamericano. Sin embargo, a partir de la entrada en el nuevo siglo, posiblemente la palabra que mejor define la relación mundial con Guatemala es el olvido. En torno a la firma de los Acuerdos de Paz (1996) se desató un interés bienintencionado, o no, por respaldar el proceso de paz. Pero, el paso del tiempo y el incumplimiento reiterado por parte de los sucesivos gobiernos guatemaltecos de los mencionados acuerdos no tuvo otra respuesta de la comunidad internacional que el olvido y la indiferencia absoluta hacia las condiciones políticas y sociales de los pueblos maya, xinca, garífuna y mestizo, los que verdaderamente sufrieron el genocidio que supuso la guerra abierta por el Estado de Guatemala contra su población.

Guatemala. Terror Militar y violencia neoliberal

Durante las últimas semanas, Guatemala y el mundo han sido conmocionados por las noticias del juicio que se le sigue por genocidio al general Efraín Ríos Montt. Los reportes diarios que recibo con respecto a los testimonios de las víctimas de las atrocidades en 1982 del ejército en la región ixil en el Quiché, son estremecedoras. He aquí algunos fragmentos de los desgarradores testimonios: “los soldados arrojaron a mi papá, mi mamá, mis hermanos y a otras personas al río”; “a mis hermanos les quitaron la ropa y los echaron en el fuego”; “a los adultos les disparaban y los tiraban al río, a los niños solo los tiraban al río y de plano se ahogaban y morían”; “en el grupo de gente que mataron había dos señoritas, y que los soldados las llevaron a la iglesia y después solo se oía que gritaban, me imagino que fueron violadas”; “me llevaron y me metieron en un salón grande en el que había mucha sangre y había un montón de caites, zapatos y botas, tal vez de las personas que habían matado”.