Archivo de la etiqueta: Luis Nieto Pereira

Conversaciones con Ángel Cappa. “La política española es como Mourinho: sólo piensa en resultados a corto plazo”

Ángel Cappa es oriundo de Argentina y español de adopción. Nació en Bahía Blanca y sufrió la dictadura militar. Descubrió el fútbol de niño, se lo encontró y le dio ilusión y la posibilidad de viajar y vivir de él. Fue entrenador del Real Madrid y del River Plate, entre otros. Es un hombre que ha estudiado varias carreras, ha escrito libros relacionados con el fútbol y es militante de la izquierda desde muy joven. Desde su situación de jubilado aboga por la unidad de la izquierda para cambiar el país, pero no a cualquier precio. En una tarde soleada lo entrevistamos en el barrio madrileño de Chamartín, y como buen conversador no eludió ningún tema sobre el que le preguntamos.

Empresas contra Estados: el caso de Chevron vs Ecuador

Todo apunta a que, a finales del próximo mes de abril, la Corte de Arbitraje de la Haya abrirá la Audiencia al declararse competente en la demanda que la multinacional Chevron-Texaco ha llevado a cabo contra el Estado ecuatoriano. Dicha demanda se plantea porque la petrolera considera que no es responsable del daño ambiental que se produjo en la Amazonía ecuatoriana y por el que la Corte Nacional de Justicia de Ecuador le impuso el pago de 9.500 millones de dólares. Además, la transnacional estadounidense considera que la empresa responsable es Petroecuador, por lo que solicita que sea el Estado ecuatoriano quien se haga cargo del abono de dicha cantidad.

Neoextractivismo, de las trincheras al debate democrático

Todas las personas que nos consideramos de izquierdas podemos compartir que la naturaleza es un patrimonio universal indispensable para la vida y que el capitalismo ha convertido los bienes comunes (recursos al servicio de la comunidad como el agua, el aire o los bosques) en mercancías. Esto implica tratar a la naturaleza como un insumo más, priorizar la propiedad privada sobre otras formas de propiedad y desconocer los derechos consuetudinarios de los pueblos que habitan sobre ese patrimonio. Hay dos lógicas que se tensionan y que discurren superpuestas: la lógica de la vida y la lógica de un determinado modelo de “desarrollo”.