Archivo de la etiqueta: Kenia

“Las historias son cosas revolucionarios y rebeldes” Ben Okri, Nigeria.

Las literaturas africanas en clave continental

El debate continua vivo. El movimiento #RodhesMustFall (Rhodes debe caer) comenzó el marzo pasado en Sudáfrica donde un colectivo de estudiantes y personal no docente se movilizaron por una acción directa contra la realidad del racismo institucional en la Universidad de Ciudad del Cabo que mantenía una estatua de Cecil Rhodes en el campus del edificio. Pero la protesta no era exclusivamente simbólica. Rhodes fue un empresario imperialista y político británico que desempeñó un papel dominante en el sur de África a finales del siglo XIX.

Los hilos mediáticos del África al sur del Sáhara

Quién controla a los medios de comunicación es una cuestión que pasa desapercibida. Y no es casual. La respuesta atenta directamente contra las estructuras de poder que están reforzadas por los agentes publicitarios que, a su vez, sostienen las radios, televisiones, periódicos y el propio internet. La apariencia de un abanico amplio de opciones para informarnos nubla una realidad que ataca directamente a la democratización de los contenidos y al ejercicio de la propia profesión que desde hace tiempo ha sustituido sin ningún escrúpulo la máxima de informar por la de vender. Antes, esta variable estaba de alguna forma encubierta, pero el capitalismo monopolista no tiene espacio para distracciones.

Algunas lecciones sobre China en África

“Que vienen los chinos”. De hecho, “ya están, también, en África”. Sí, el gigante asiático es actualmente el mayor socio comercial de África. Los debates han dejado de serlo, en parte, porque se asume que los parámetros de entrada y actuación son los mismos que los que siguieron las antiguas metrópolis europeas con tradición imperialista en África. Pero, en realidad, llevan instalados mucho tiempo. Las relaciones chino-africanas deberían, no obstante, seguir en el debate como una reflexión forzada y como un ejercicio de análisis que contraponga ciertos discursos alarmistas. Los datos y la información de campo son buenas compañías para este cometido.