Archivo de la etiqueta: imperialismo

Ana Esther Ceceña: “La herramienta más eficaz y peligrosa para la dominación no son los misiles, sino hacernos desear ser poderosos”

Ana Esther Ceceña Martorella, es una economista mexicana y experta en geopolítica. Doctora en Relaciones Económicas Internacionales por la Universidad París I-Sorbona, es coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica- OLAG que se ocupa de estudiar, teorizar y cartografiar los procesos contemporáneos de dominación y resistencia. Participó en Bilbao en el curso “Construyendo alternativas al poder de las transnacionales” organizado por el Observatorio de Multinacionales en América Latina (OMAL), en el que presentó algunas experiencias que se vienen desarrollando desde América Latina y otras partes del Sur como alternativas reales a las transnacionales.

Unasur: La apuesta por la integración en la nueva geopolítica del continente

La escalada creciente de tensión entre Estados Unidos y Venezuela con la declaración de “emergencia nacional” por parte del ejecutivo de Barack Obama ha vuelto a poner a prueba el papel de la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur) como organismo garante de la soberanía democrática de sus estados miembros. La pérdida de influencia de la potencia estadounidense en la región y las nuevas políticas de alianzas dibujan un tablero geopolítico que tendrá en el punto de mira a los recursos naturales de América Latina.

La India, ese país que empieza a despertar

Aristóteles resumía la “ética nicomaquea” en “somos lo que hacemos”. Lo que hacemos nos marca, es así como nos construimos moralmente. ¿Somos también lo que vemos?, ¿nos acostumbra? Los medios de comunicación tienden a dedicar sólo segundos en sus informativos a los países que no forman parte de Europa u Occidente, mostrando sólo los hechos 'noticiosos', con imágenes duras y llamativas, y sin explicar las causas ni el contexto. Éste es el caso de la India, un país que ocupa “el ámbito de sucesos o de curiosidades”, según explica el experto en ética periodística Carlos Ruiz.

Túnez, fin de ciclo

Cualquiera que sea a partir de ahora el destino de Túnez, se vuelva o no al 'anciene regime', haya más o menos paz y democracia, lo cierto es que la victoria en el segundo turno de las presidenciales de Beji Caid Essebsi, ministro torturador de Bourguiba, presidente del Parlamento de Ben Ali, representante de las élites económicas del país, cierra el ciclo que comenzó en este país hace ahora cuatro años, con la muerte del olvidado Mohamed Bouazizi y el incendio revolucionario de toda la región árabe. Con independencia de lo que ocurra a partir de ahora, lo cierto es que el triunfo de Essebsi y su partido “restaurador” (del “prestigio del Estado”, núcleo de su campaña electoral) significa la muerte simbólica de la llamada “primavera árabe” en el lugar mismo donde nació. ¿Qué queda de esa estimulante irrupción de los pueblos en la historia? La revolución lleva ya muchos meses al margen, sedimentada en una abstención que no ha dejado de crecer en las sucesivas citas electorales; pero a nivel político e institucional, con Moncef Marzouki, el psiquiatra activista de los DDHH que ha ocupado la presidencia en los últimos tres años, desaparece también el último vestigio simbólico del movimiento popular del 14 de Enero.

Cómo el establishment de EEUU quiere presentar mediáticamente lo que ocurre en Ucrania

Hoy, el 'establishment' (la estructura de poder financiero, económico, político y mediático) estadounidense, es decir, el 1% que gobierna el país (con la asistencia de otro 9%), está intentando crear una lectura de lo que está ocurriendo en Ucrania en la que se atribuye la responsabilidad de las tensiones –que podrían abocar a un conflicto mundial– a las aspiraciones imperialistas de Rusia, presidida por el Sr. Putin, al cual la Ex secretaria Hillary Clinton y el senador John McCain han definido como el nuevo Hitler. Y muestran la anexión de Crimea como una prueba irrefutable de ello. Y los mayores medios de comunicación españoles, conocidos por su servilismo y docilidad hacia aquel establishment mediático, reproducen, sin fisuras, dicha percepción.

Las izquierdas frente a la guerra en Siria

En los últimos días, el debate sobre una posible intervención militar de EEUU en Siria agitó las aguas de la izquierda. Sin duda, nadie apoya un posible ataque norteamericano para el que Obama está juntando votos en el Congreso, pero ¿qué decir del régimen de Bachar Al Asad? Ahí vienen las discrepancias. Los sectores nacional-estalinistas, con el argumento de oponerse a Washington, compran el paquete del nacionalismo sirio con moño rojo incluido, transformándolo en un heroico resistente al imperio. Para ello se han dado a la tarea de echar lodo contra quienes, desde la izquierda, no están dispuestos a llenar de flores al oftalmólogo de Damasco que heredó el poder directamente de su padre. Sin duda, como ponen en evidencia las recientes “primaveras árabes”, la situación del mundo árabe es muy compleja y, como las izquierdas son muy débiles y no inciden mucho, eso obliga a tomar partido por bandos ajenos, en general uno más malo que el otro. Tampoco, como se vio en estos días, la derecha mundial tiene consenso sobre Siria.