Archivo de la etiqueta: feminismo

El impulso de las mujeres rurales de Cuscatlán-Cabañas en el fortalecimiento de la soberanía alimentaria y el feminismo salvadoreño

En 1930, Prudencia Ayala, una mujer de origen indígena y escasos recursos económicos, representando la reivindicación de las mujeres por sus derechos políticos y sociales, se propuso para ser candidata a la Presidencia de la República de El Salvador, a pesar de que la legislación no reconocía el derecho al sufragio femenino. Su solicitud fue rechazada pero sembró el debate e impulsó el movimiento femenino por el derecho al sufragio. En la Constitución de 1950 se reconocieron legalmente los derechos de las mujeres en El Salvador. Hoy, las mujeres siguen luchando por participar en la toma de decisiones sociales y políticas. En este artículo explicamos cómo el trabajo de las mujeres rurales de la microrregión de Cuscatlán-Cabañas contribuye a las luchas feministas y a la soberanía alimentaria.

PUEBLOS 72 – ENERO DE 2017. LUCHAS CAMPESINAS PARA TRANSFORMAR EL MUNDO

El próximo mes de julio se desarrollará en Bizkaia la VII Conferencia Internacional de La Vía Campesina (LVC), movimiento que aglutina a millones de campesinos y campesinas en defensa de la soberanía alimentaria. Esta propuesta política posiciona el derecho de los pueblos a decidir sobre su modelo alimentario, apuesta por la agroecología como horizonte hacia el que transitar, y se sostiene sobre las economías campesinas como sujeto económico y político de primer orden.

Ciudad de México debate el reconocimiento de la prostitución como trabajo en su Constitución Política

La propuesta del gobierno de la Ciudad de México de incluir la prostitución como “trabajo sexual voluntario y autónomo” en la Constitución Política de la capital ha abierto un debate sobre las consecuencias que tendría el reconocimiento de la explotación sexual en un documento inspirado en los principios de los derechos humanos. Aunque se trata de una discusión aún no resuelta en el interior del movimiento feminista, la polémica ha permitido posicionar en la agenda pública los diferentes argumentos y, sobre todo, visibilizar las situaciones que enfrentan las mujeres que terminan ejerciendo la prostitución.

La economía social y solidaria en América Latina: brevísimo acercamiento a sus tendencias y desafíos

El campo de la ESS en América Latina ha atravesado un singular período de ampliación en lo que va del siglo, especialmente en la última década. Tal ampliación responde a una confluencia de procesos y factores, que abarcan tanto las dinámicas interna s de las experiencias o actores, como sus interrelaciones con el sistema económico, con las propuestas de transformación que caracterizaron este tiempo, con el Estado y las políticas públicas y con los avances conceptuales (a su vez en sinergia con esas realidades).

“[…] El desafío de construir, conjuntamente con gobiernos de cambio o haciendo incidencia con instancias aliadas, la nueva política económica y la política pública capaces, no sólo de fortalecer el sector o las experiencias de economía social y solidaria, sino de adoptar esa lógica para el propio funcionamiento del sector público -hoy tan conta minado por la cultura e intereses empresariales capitalistas-, y asegurar una transición de modelo, la transformación hacia un sistema diferente […]”. Intervención de Magdalena León en el acto inaugural de FIESS[1], Montreal, octubre 2011

Transformar los territorios desde la Economía Solidaria

La Economía Social y Solidaria aporta un rico y diverso abanico de emprendimientos socioeconómicos que funcionan con una lógica diferente a la lógica competitiva de los mercados capitalistas, rescatando modos de funcionamiento basados en la reciprocidad, el altruismo, la solidaridad y la cooperación y poniendo a las personas, y la sostenibilidad de la vida, por encima de la obtención de beneficios.

La economía será solidaria si es feminista

Más que hablar de economía, la propuesta tiene que ver con la v ida que queremos vivir. Necesitamos pensar modos de organización social que trasciendan los marcos interpretativos que le dan sentido en la actualidad, sobre todo los que constituyen y perpetúan sistemas de desigualdad. Desde los distintos feminismos existe una clara apuesta por un cambio en este sentido. Lo difícil en estas reflexiones es salir de las f ormas de entender las relaciones que establecemos entre nosotras[1,] el trabajo, la organización del tiempo, las maneras de hacer , cuando creemos que en nuestros colectivos “ya lo hemos superado todo”.