Archivo de la etiqueta: desplazamiento forzado

A fuego lento. Efectos del cambio climático en África

El impacto del cambio climático en el continente africano está afectando a las condiciones ambientales básicas y contribuyendo a desastres naturales cada vez más frecuentes como inundaciones, sequías o periodos de hambruna. A largo plazo, estos factores pueden socavar los medios de subsistencia para una gran mayoría de la población, como pueden ser la agricultura, la ganadería o la pesca. Ya está ocurriendo en algunas partes. Una lucha por la supervivencia que fuerza a miles de personas a migrar fuera de sus países. Y Occidente tiene mucho que decir.

Jennifer Ávila, documentalista hondureña: “Estamos viviendo una dictadura disfrazada de democracia”

El documental ‘Bahía de Tela: el tercer destierro’, realizado por la hondureña Jennifer Ávila junto a un equipo formado por personas de Radio Progreso y el ERIC[1], es una denuncia audiovisual de las problemáticas sociales y medioambientales provocadas por los megaproyectos turísticos en el país centroamericano. Esta comunicadora, comprometida con las luchas populares, ha presentado también recientemente[2] la serie de cortometrajes ‘Guardiana de los ríos’, que recoge la vida de la luchadora Berta Cáceres, asesinada en marzo de 2016. El homicidio de Berta Cáceres ha sido uno de los tantos actos criminales en contra de las organizaciones sociales de Honduras, en un contexto que trágicamente ha empeorado después del golpe de Estado del 2009.

En el marco conmemorativo de 80 aniversario del bombardeo de Gernika

Frontera, sombras y belleza

El 26 de abril de 1937, la Legión Cóndor alemana y las fuerzas aéreas italianas aliadas al ejército de Franco, sublevado contra la República Española, bombardean Gernika. Antes hubo otros bombardeos, pero el de la histórica villa ocupa un lugar referente entre los ataques aéreos contra población civil en el marco de la Guerra Civil Española. ‘El Guernica’ de Picasso, la expresión plástica del lienzo más emblemático y desplazado del siglo XX, lo convierte en el símbolo universal del horror de la Guerra. En abril de 1987, el Parlamento Vasco acuerda simbolizar en Gernika el homenaje a las víctimas del fascismo y ratificar el significado de Gernika como símbolo de paz y democracia[1]. Y establece en la villa un Centro de Estudios por la Paz[2].

Narrando nuestra oscuridad se ve claramente la vida. (JUAN GELMAN, POETA CON DERECHO A SER PADRE).

El derecho a la valla

PREÁMBULO: Considerando la necesidad de poner en orden al estado de la Vida; Considerando que este orden natural avala que el hombre blanco y varón es un ser superior delante del resto de seres humanos ni blancos ni varones, que está por encima de los otros seres vivos y que ejerce su dominio sobre el Planeta que habita; Considerando que las necesidades básicas e irrenunciables de este hombre blanco y varón es acumular fortunas y consumir caprichos; Considerando que los hombres blancos y varones nacen con privilegios que se deben de preservar; los aquí reunidos en Asamblea General -hombres blancos y varones- proclamamos la presente DECLARACIÓN de DERECHOS.

La Copa Africana de Fútbol y sus contradicciones

Sonrío y le recito el once inicial del Real Madrid y del Barcelona en un posible derbi asomando mi aliento por la ventanilla de la aduana. Sé que hay jugadores que ahora están más cerca de Manolo el del Bombo que de la línea de mediocampo, que ahora son entrenadores o que han montado un casino en su pueblo. Me hago el erudito aunque no cuela mezclar a Roberto Carlos y Benzemá en la alineación titular. Son los comodines –ahora desgastados– que me han aligerado los malos tragos en alguna que otra frontera terrestre africana.

F r o n t e r a s : el “libre” negocio para las transnacionales españolas

Resulta contradictorio, a la par que indignante, que en un momento de la historia en el que se promociona el “mundo” como campo libre para las actividades económicas, la fuerza del Estado-nación blinde de las fronteras para impedir la libre movilidad de personas. Desde las instituciones internacionales se les obsequia a las empresas de seguridad privada el poder de decidir quién puede cruzar y quién se queda, actuando impunemente como mercenarias de unos derechos humanos ya desgastados de tanto nombrarlos.