Archivo de la etiqueta: derechos laborales

El Salvador: las cicatrices de las bordadoras a domicilio

En El Salvador las empresas del sector textil constituyen una fuente de empleo formal para las mujeres, y se estima que del 90 por ciento de las personas que trabajan en la maquila en su mayoría son mujeres, específicamente del área rural. Visibilizar las pésimas condiciones de trabajo en las cuales están insertas las mujeres ha sido posible gracias a sus propias demandas y denuncias de graves violaciones a sus derechos laborales. En el país se descubre que el trabajo del bordado a domicilio está vinculado con el sector de la industria textil, modalidad en la que la protagonista es la mujer.

Campaña ¡No se hace nada con gente indiferente, ratifiquen el Convenio 177!

La campaña diseñada por la organización salvadoreña Mujeres Transformando pretende que las diputadas y diputados del parlamento de El Salvador ratifiquen el Convenio 177 y su recomendación 184. Mujeres Transformando es una organización feminista salvadoreña que trabaja en defensa de los derechos laborales de las mujeres trabajadoras de las maquilas del textil en El Salvador, así como la de las mujeres bordadoras a domicilio.

Emprendifobia

Hace muy poquito puse nombre a una molesta sensación que notaba que me invadía cuando me encontraba de pronto con la imagen de un montón de celdas vacías de una colmena o avispero: tripofobia. Resulta que es una sensación de incomodidad y rasquiña (como esto va por grados, no llego a la angustia ni al pánico) bastante común que sienten una de cada cuatro personas cuando ven cosas como una vaina de flor de loto llena de semillas, una especie de sapo que no salta por estas latitudes y, sobre todo, fotomontajes varios y harto desagradables de partes del cuerpo humano agujereadas con estos motivos. San Google me ha dicho que esto de la 'trypophobia' o “fobia del patrón repitiente” es el miedo o la repulsión a las figuras con grupos de huecos o agujeros en grandes cantidades sobre una superficie, “normalmente de apariencia asimétrica y especialmente orgánica”.

Reseña:

“¿Qué hacemos con el trabajo?”

Este “libro negro” de menos de setenta páginas es un nuevo título de la colección ¿Qué hacemos con…?, de la Editorial Akal y, por tanto, una pieza más de ese proyecto que pretende contribuir a la construcción de un nosotros de resistencia colectiva para lograr un futuro compartido. Escrito a cinco manos y tras un largo debate multidiciplinar entre Juan José Castillo, Ruth Caravantes Vidriales, David García Aristegui, Chus González García y Rocio Lleó Fernández, esta obra pretende desmontar el discurso dominante y generar relatos propios que permitan activar nuevas prácticas políticas.

Cuando al compañero lo convierten en competencia

Uno de los pilares del neoliberalismo es fragmentar a la ciudadanía haciéndole creer que el individuo solitario, además de grandioso, es portador de todo el valor necesario, sin necesidad de la comunidad. Margaret Thatcher nos convenció de que todos éramos propietarios capitalistas con solo comprar en Bolsa diez mil pesetas en acciones de una multinacional. También nos dicen que, con Internet y desde casa, cada uno de nosotros es un poderoso medio de comunicación y hasta un agente político que lucha a golpe de firmas virtuales. Lo último de la “democracia de propietarios” -porque en eso consiste su concepto de democracia, en ser propietarios- es el emprendedor. Eliminado el concepto de clase social, ahora toca combatir la dicotomía empresario/trabajador.

ERT no es sólo la tele griega

La corporación de radiodifusión pública de Grecia era un caso único de opacidad y despilfarro inconcebible. Es por eso que, en una demostración impecable de sensatez y sentido del deber, el portavoz del Gobierno griego, Simos Kedikoglu, anunció el 11 de junio el cierre inmediato de todos los canales. Era necesario, porque ERT (las siglas de la radiotelevisión pública de Grecia) suponía unos 300 millones de euros al año a una población ahogada por las deudas.