Archivo de la etiqueta: construccion de paz

Reseña de "La división sexual del trabajo por la paz. Género y rehabilitación posbélica en El Salvador y Bosnia-Herzegovina", de Irantzu Mendia

La perspectiva de género en el análisis de los conflictos armados en El Salvador y Bosnia – Herzegovina: de la conciencia de clase a la justicia de género

Irantzu Mendia Azkue en su libro ‘La división sexual del trabajo por la paz. Género y rehabilitación posbélica en El Salvador y Bosnia-Herzegovina’ nos lleva a través de un excelente análisis desde la perspectiva feminista a comprender el papel que jugaron las organizaciones feministas y de mujeres en estos dos países.

Germán Roncancio, miembro del Congreso de los Pueblos (Colombia): “La paz es un terreno en disputa política e ideológica entre una paz sin cambios ni reformas sustanciales y una paz con justicia social”

En 2012 las FARC-EP y el Gobierno colombiano inician los diálogos de Paz en La Habana y desde entonces la sociedad civil colombiana ha venido articulando a nivel regional y nacional diferentes iniciativas para la consolidación de una agenda social y política para la paz. Germán Roncancio Jiménez es analista y observador de los procesos de paz en Centroamérica y Colombia desde 1992 (Tlaxcala, México). Participa en espacios de paz en su país como la Red de Universitarios por la Paz, Ruta Social Común para la Paz, Clamor Social por la Paz, Congreso por Paz y Congreso de los Pueblos, proceso de carácter social y popular que ha emprendido una construcción legislativa común. Actualmente, es editor de la Revista CEPA, Centro Estratégico de Pensamiento Alternativo. Conversamos con él durante el 1º Encuentro de Movimientos Sociales “Construyendo la Paz en Colombia”, celebrado en Bilbao y Gernika el pasado mes de febrero.

Trampas de guerra y peligros contra la paz

En las conversaciones de paz entre el gobierno y la insurgencia en Colombia, las trampas al proceso son intrínsecas al mismo. Están fijadas en el acuerdo inicial de hacer la guerra mientras se busca la paz. Para caer en la trampa basta ceder a las voces de la guerra por la razón que se quiera invocar. Cualquier hecho de guerra puede afectar la sensibilidad de las partes y dejarse caer en la trampa con respuestas como romper o parar las conversaciones. Negociar una guerra de cinco décadas en medio de su continuidad es una trampa que con el menor descuido puede debilitar o des-estructurar todo el andamiaje de acuerdos alcanzados.

Blanca Valencia Molina, defensora de los derechos humanos: “El estado colombiano y las empresas opacan los conflictos con campañas de reconciliación”

El estado colombiano y las transnacionales tienen discurso propio con el que afrontar en los medios de comunicación los diálogos de la Habana y los escenarios de violencia que subyacen a los conversatorios. Blanca Lucía Valencia Molina, defensora de los derechos humanos, miembro de la asociación Paz con Dignidad y de la Asociación de Víctimas y Sobrevivientes del Nordeste de Antioquía, analiza los fines y contenidos de las campañas publicitarias en la siguiente entrevista.

Carlos Velandia, ex guerrillero del ELN e investigador y formador en contrucción de paz: “Estoy seguro de que la sociedad civil europea no desea una paz de vencedores y vencidos, o una ‘pax romana’, para Colombia”

Carlos Arturo Velandia, quizás todavía más conocido con su nombre de combate en el ELN, Felipe Torres, fue miembro de la dirección nacional del Ejército de Liberación Nacional y vocero político en diálogos de paz con los gobiernos de Ernesto Samper Pizano y Andrés Pastrana Arango, así como en los dos primeros años del primer mandato de Álvaro Uribe Vélez. Preso durante diez años, tras cumplir la pena se exilió siete años y dedicó este tiempo a formarse sobre sobre conflictos y paces en el mundo[1] . En 2014 publicó el libro ‘La paz es ahora, ¡carajo!’, donde a título personal, como en esta entrevista, reflexiona acerca del conflicto armado colombiano y el actual proceso de paz[2] .

Educación para la Paz en Euskadi. Camino recorrido, camino por recorrer

Cualquier sociedad, por el mero hecho de estar formada por un conjunto de personas que interactúan entre sí con sus diferentes puntos de vista, intereses, percepciones y necesidades, necesita aprender a desarrollar competencias básicas que lleven a abordar los conflictos de manera creativa y pacífica. Si esto es así en cualquier sociedad, en una que, como la vasca, ha sufrido tanto la violencia, se antoja indispensable. En este contexto, numerosas personas, asociaciones e instituciones, se han implicado en los últimos 25 años para, desde el prisma de la Educación para la Paz y los derechos humanos, construir un país mejor.