Archivo de la etiqueta: cárceles

Pequeño texto de urgencia sobre Guatemala. Conversación con un preso político

20 de Septiembre de 2015 es una fecha más en el calendario para la inmensa mayoría de las personas, pero para Rigoberto Juárez y Domingo Baltazar es la fecha próxima al cumplimiento de seis meses de prisión en una cárcel de Guatemala capital. Y es importante resaltar esta situación geográfica pues ayuda a ubicar mejor la enorme lejanía que este encarcelamiento supone para estos dos líderes qanjobales; tan cerca del centro del poder que les encarcela, tan lejos de sus territorios ancestrales en el extremo occidental de Guatemala, el país de la eterna primavera, aunque ésta siempre se retrasa para los pueblos indígenas.

Volverte a ver. Desaparecidos en México

La desaparición de 43 estudiantes en el Estado de Guerrero en México, ha dejado al descubierto, en tan sólo un mes, más de 30 fosas clandestinas repletas de cuerpos. ¿Quiénes son todos esos muertos? Se estima que más de 70 mil personas en tránsito por México, provenientes principalmente de Honduras, El Salvador, Guatemala y Nicaragua están desaparecidas. El sueño americano de miles de migrantes queda truncado en algún estado de México, presos en cárceles y centros de detención de migrantes, o en manos del crimen organizado. Asesinados, arrojados a fosas clandestinas, esclavizados, víctimas de trata… Sus madres salen a buscarlos desde hace ya 10 años en lo que han llamado la Caravana de Madres de Migrantes Centroamericanos Desaparecidos.

Las cárceles de Brasil, reflejo de una sociedad que navega entre el desarrollo y las violaciones de derechos humanos

Durante muchos años, Brasil pensó que su mayor desafío era el crecimiento económico y la inclusión social. Generar renta para las personas más pobres, acabar con el analfabetismo, reducir las tasas de paro, invertir en el crecimiento del mercado interno y estabilizar su joven democracia eran objetivos repetidos como mantras por todos los candidatos en todas las elecciones desde el retorno de la democracia, a comienzos de 1980. Ese “país ballena”, casi diecisiete veces más grande que España, perseguía de manera obsesiva el sueño del desarrollo por la vía del crecimiento económico.