Archivo de la etiqueta: alternativas

Bashe Nuhem, comunicadora indígena argentina: “Sufrimos pérdidas de vidas en nuestras organizaciones, comunicadores y comunicadoras asesinadas por llevar la palabra de quien no tiene voz”

En un panorama dominado por grandes corporaciones mediáticas, la tecnología digital ha abierto oportunidades a la comunicación contrahegemónica. En América Latina se han desarrollado las experiencias más importantes y consolidadas de comunicación alternativa y popular y, entre estas, resultan particularmente significativas e inspiradoras aquellas que surgen desde las comunidades indígenas, allí donde se vivencian los conflictos de clase, de género y de raza, y donde la descolonización del imaginario es una tarea crucial para recuperar identidades populares. Bashe Nuhem es una de estas comunicadoras indígenas que, desde abajo, pelean para una comunicación desmercantilizada y comprometida con las reivindicaciones de igualdad y justicia social. Cómo joven mujer del pueblo Qom, militante de la Asociación Comunitaria Indígena en Argentina y miembro de la Coordinadora Latinoamericana de Cine y Comunicación de los Pueblos Indígenas (CLAPCI), nos habla en Bilbao[1] de los retos de la comunicación popular en América Latina y en el mundo.

Escuela de Acción Campesina: un apoyo a nuestra lucha

En septiembre de 2016 echó a andar en Galicia la tercera edición de la Escuela de Acción Campesina. Esta escuela surgió en el marco de la Plataforma Rural y en ella estamos inmersas muchas organizaciones campesinas del Estado español, COAG y sus uniones, EHNE-Bizkaia, Sindicato Labrego y SOC. Es un proyecto colectivo y tiene la particularidad de que organizaciones de características diversas como son COAG, EHNE-Bizkaia, Mundubat, Veterinarios Sin Fronteras, Amigos de la Tierra, Universidad Rural, Colectivos de Acción Solidaria, y el ISEC-Cátedra de Agroecología Universidad de Córdoba (todos pertenecientes a Plataforma Rural) han creado un consorcio para organizar esta escuela por la que ya han pasado más de 60 jóvenes de distintos territorios y comarcas. Más de 60 jóvenes que con su labor del día a día son protagonistas de proyectos campesinos de producción económica y transformación social. Personas agricultoras y ganaderas jóvenes que hoy son el presente para el futuro de nuestro sector agrario.

“Baserritik mundura – Del caserio al mundo”: un curso que apuesta por integrar y democratizar la formación y la investigación en soberanía alimentaria y agroecología en el espacio universitario vasco

De enero a octubre de 2016 se desarrolló la primera edición del curso “Baserritik Mundura. Gure elikaduraren etorkizuna jokoan”- “Del caserío al mundo: el futuro de nuestra alimentación en juego”[1]. Este curso buscó que la agenda de la soberanía alimentaria trascendiese el ámbito agrario para ser entendida como un asunto del conjunto de la ciudadanía, ya que es fundamental construir alianzas y articular a diferentes ámbitos, sujetos colectivos y actores sociales e institucionales para poder fortalecer las iniciativas que están en marcha y poder avanzar en la construcción colectiva de la soberanía alimentaria en Euskal Herria.

Productos del campo a la mesa: una cadena local y ecológica cada vez mejor engrasada en Extremadura

Extremadura cuenta con, al menos, una decena de grupos de consumo ecológico, uno por cada ciudad o población de tamaño medio de la región. Con diferentes modelos de organización, todos se basan en facilitar el acceso a productos de calidad sin intermediarios: quiénes producen y quiénes consumen de manera responsable se unen en un mismo espacio.

Resistencias y alternativas a las empresas transnacionales desde lo local: el caso de Madrid

La puesta en marcha de alternativas locales, tanto a nivel institucional como desde las organizaciones sociales, que puedan servir de contrapoder frente a las empresas transnacionales y disputarles la centralidad en el sistema socioeconómico choca, aquí y ahora, con la fortaleza de la lex mercatoria. No en vano, el objetivo del entramado jurídico global que durante las últimas décadas han venido construyendo las grandes corporaciones, las instituciones económico-financieras internacionales y los Estados centrales es precisamente ese: asegurar los negocios de las multinacionales y blindar sus “derechos”, pasando por encima de los derechos fundamentales de las mayorías sociales, la soberanía de los pueblos y la propia democracia[1].

Alternativas locales frente al statu quo

Impulsar, ensayar e implementar alternativas al statu quo se ha convertido hoy en día en una tarea necesaria y urgente, una prioridad estratégica en un momento histórico crítico. Nos dirigimos en este sentido a un atolladero civilizatorio en el que el contexto climático y energético no solo ahonda en las desigualdades y en la violencia como señas de identidad del sistema vigente, sino que también construye un nuevo escenario global marcado por el agotamiento de los recursos fósiles (cuya infinitud era una de las premisas de funcionamiento del capitalismo) y, en general, por la agudización en la insostenibilidad del modelo.