COMUNICACIÓN - PUEBLOS 35 - DICIEMBRE DE 2008

La Obamanía y la fábrica de las ilusiones

El triunfo de Obama en las elecciones presidenciales norteamericanas resonó en todo el mundo a través de titulares que nos tratan de convencer de que el hecho más trascendental en los aproximadamente 2 millones de años de existencia humana ha ocurrido. Mientras tanto, la opinión pública alucinada, en distintos lugares del mundo, celebraba la victoria de Obama con más entusiasmo con el que que habrían celebrado cualquier cambio de gobierno en su propio país, lo cual no es del todo sorprendente, si tenemos en cuenta que el peso de las decisiones tomadas por los gobernantes de turno en Washington son cargados al hombro por millones de personas en los cinco continentes. Para esta muchedumbre alucinada, Obama representa un "sueño" hecho realidad, pero precisamente qué clase de sueño es algo que nadie puede definir con claridad. La pesadilla de la era Bush parece haber llegado a su fin.

La Cumbre del G-20 y “los intocables”

Cuesta vislumbrar un horizonte de cambio a escala global a partir de la declaración final de la reunión del G-20 escenificada el pasado 15 de noviembre en Washington para abordar la actual crisis financiera. Básicamente, sus recomendaciones se dirigen a que cada Estado-Nación intensifique los "incentivos públicos" y los "estímulos fiscales" para frenar la recesión y reactivar el crecimiento de la economía global e incremente los "controles" sobre los mercados financieros. De fondo, la doctrina de "desarrollo" seguirá siendo la misma: evitar el peligro del proteccionismo económico y seguir la senda de la liberalización de los mercados. Eso sí, se trataría de un neoliberalismo aplicado "con más orden".

EDITORIAL - PUEBLOS 35 - DICIEMBRE DE 2008

Distracciones anticrisis

En plena crisis, y llega el momento más consumista del año. En las calles de Madrid brillan ya 9 millones de bombillas que en este 2008 deben cumplir una labor de alto contenido social. A su tradicional función de estimuladores de nostalgias y deseos, se le añade la tarea de proporcionar instantes de distracción anticrisis. Se trata de que los paseantes se distraigan durante el tránsito de comercio en comercio mientras hacen acopio de los productos "básicos" para estas fechas. El efecto psicológico deseado es que, después de haberse gastado la mitad del sueldo en regalos, se queden un rato mirando esas lucecitas que les recordarán que en Navidad hay que dejarse llevar, incluso en este año de tantas dificultades. ¡Fuera preocupaciones! Por eso, a pesar de las demandas de grupos ecologistas, 4,6 millones de euros iluminan la capital española entre 4 y 6 horas al día desde el pasado 28 de noviembre.

Pueblos 35 – Diciembre de 2008

En el número 35 de 'Pueblos' nos acercamos al presente de Uruguay para analizar, desde cuatro perspectivas, los avances y retrocesos que se han dado en el país en materia socieconómica y política en las últimas décadas. En la sección "Comunicación" nos interesamos por el discurso de la diferencia en el ámbito publicitario y la Obamanía como fábrica de ilusiones. En el "Dossier" nos adentramos en cinco realidades caracterizadas por la debilidad estatal para descubrir como en todas ellas, esta debilidad, y los excesos derivados de los sistemas de seguridad en estos lugares, alimenta contextos marcados por la violencia.

ENTREVISTA - PUEBLOS 35 - DICIEMBRE DE 2008

Norman Finkelstein, intelectual estadounidense: “Debemos centrarnos en nuestro objetivo: acabar con la ocupación”

Norman Finkelstein es un profesor norteamericano progresista de origen judío e hijo de supervivientes del Holocausto nazi. Finkenstein es un prominente crítico del Estado de Israel y de sus políticas coloniales. Autor de libros tan controvertidos como Imagen y Realidad del Conflicto Israelí-Palestino o de La Industria del Holocausto, participó el pasado mes de octubre en "La Iniciativa de Bilbao: Hacia una paz justa en Palestina", donde tuvimos la ocasión de entrevistarle.

Uruguay y su circunstancia. Dialéctica del cotidiano vivir

La historia del Uruguay guarda relación directa con la suerte, no sólo de su gente sino también la de los pueblos que formaban parte de la comarca que, a principios del siglo XIX, fuera la Liga Federal Artiguista. Ésta se desarrolló, casi con iguales fronteras, donde antes fueron las Misiones Jesuíticas del Sur. Al hablar del Uruguay, entonces, estamos innegablemente hablando del Cono Sur y, por extensión, de la América del Sur. De modo que resulta natural, en lo contemporáneo, considerar al Uruguay como parte constitutiva tanto del MERCOSUR como de la UNASUR. Así, en nuestra consideración, el otro conforma nuestra circunstancia porque no sólo la comprende sino que junto a los que habitan suelo uruguayo, la signa y la complementa.