Santiago Alba Rico, que lleva desde 1988 viviendo en el mundo árabe y acaba de publicar el libro '¿Podemos seguir siendo de izquierdas?', ha participado en un seminario sobre el conflicto bélico en Siria.

“El régimen sirio ha salido fortalecido de la crisis de las armas químicas”

El salón de grados de Zubiri Etxea, en la facultad de Sarriko de Bilbao, se quedó ayer pequeño para conversar sobre el conflicto bélico en Siria y sus implicaciones en la región. El futuro del régimen autoritario de Bashar Al-Asad, el conflicto que sigue desangrando a este país, las 'conversaciones de paz' en Ginebra, las armas químicas del régimen sirio y su supuesto control por Naciones Unidas, los bombardeos de Israel... Muchas preguntas asaltaban ayer a los participantes en este seminario -organizado, entre otros, por la revista Pueblos y por Hegoa- que ha repasado en los últimos dos días algunas de las claves que no aparecen en las primeras páginas de los medios de comunicación tradicionales.

Santiago Alba Rico, que lleva desde 1988 viviendo en el mundo árabe, autor de ‘Túnez, la revolución’, intentó centrar el debate sobre la realidad en Siria. Su compañera de panel, Nazanin Armanian, escritora, periodista y autora entre otros de las publicaciones ‘Irán, la revolución constante’ o ‘El Islam sin velo’, encajó parte de las piezas de la geostrategia que rodea al conflicto sirio. Ambos generaron un vivo debate en una jornada en la que también participó la periodista Teresa Aranguren, que cubrió en 1982 la invasión de Israel sobre el Líbano para la revista de izquierdas Mundo Obrero y durante 15 años fue el rostro de Telemadrid en Oriente Medio.

“La geoestrategia no es de derechas ni de izquierdas. El problema es que en ese contexto [internacional] hay que estar constantemente negociando la soberanía”, explicó en su exposición Santiago Alba, quien consideró que la actual realidad mundial nos devuelve a épocas de principios del siglo XX con “guerras interimperialistas en las que los pueblos solo tienen cosas que perder”. Muy escéptico con el futuro de las conversaciones de paz que se desarrollan en Ginebra, considera que las partes que se han dado cita allí no son sino un “cascaron vacío” que no representa a ninguno “de los grupos que están luchando dentro del país”. Alba, que acaba de publicar el libro ‘¿Podemos seguir siendo de izquierdas?’, está además convencido de que la crisis de las armas químicas, en las que Naciones Unidas y la comunidad internacional habría obligado al régimen sirio a desmantelar su arsenal, al final ha terminado por fortalecer a Al-Asad.

“Parar la guerra”

En la mesa redonda se defendieron las conversaciones de Ginebra “y las siguientes que vengan después” y se apuntó que la prioridad sigue siendo la misma: “Para lar guerra”, ese debería ser el objetivo principal ahora mismo, según la periodista Teresa Aranguren “Todos los esfuerzos diplomáticos” tendrían que estar encaminados a detener un conflicto que ya ha dejado más de 135.000 muertos, según diversas fuentes, miles de personas torturadas y centenares de miles de desplazados en la región.

“El régimen sirio ha salido fortalecido de la crisis de las armas químicas”, sostuvo Alba, quien sin embargo ha visto una luz en la realidad que se está viviendo en las últimas semanas en Túnez, el país en el que explotó la denominada Primavera Árabe, un movimiento que ha puesto de manifiesto el descontento de muchas poblaciones del mundo árabe, pero que también ha devuelto al poder a los militares o a los grupos fundamentalistas islámicos, en algunos casos como en Túnez, moderados. Precisamente, Alba puso en valor la constitución liberal recientemente aprobada en este país del Magreb y lo calificó de “acontecimiento”.

Por su parte, Nazanin Armanian explicó que el rédimen sirio de Bashar al-Asad es “la garantía de la supervivencia de Irán, que en el caso de caer Al-Asad quedaría expuesto por los cuatro costados”. Pero definió en estos momentos la realidad siria como la de un régimen en caída libre. “El Estado se está desmoronando, no controla nada”, relató.


Aitor Guenaga, Bilbao. Twitter: @topocorleone

Fuente: www.eldiario.es.


Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *