Leer a...

Jamaica Kincaid

Jamaica Kincaid es una escritora caribeña, de la isla de Antigua. Nace en 1949 y a los diecisiete años deja su isla natal para ir a Nueva York a estudiar. Su familia no aprueba su dedicación a la escritura y, en 1973, deja de llamarse Elaine Potter Richardson y pasa a ser Jamaica Kincaid. En la actualidad compagina su labor como escritora con la de profesora de literatura creativa en la Universidad de Harvard.
p53_jamaica_kincaid_paula
Jamaica Kincaid. Ilustración: Paula Cabildo.

Cuenta con una decena de obras publicadas, la mayoría traducidas al castellano por la editorial vasca Txalaparta. Su literatura es directa, clara y sin eufemismos. Llama a cada cosa por su nombre. Es un regalo sin envoltorio.

En Lucy (2009), una joven caribeña de 19 años llega a Estados Unidos para trabajar como au pair en casa de una familia acomodada. En esta ciudad, en la que todo es extraño para ella, intenta escapar del pasado y reiniciar una nueva vida. Pero los recuerdos le impiden ser feliz; Lucy cree que hasta que no deje atrás la atormentada relación con su madre no llegará a convertirse en una mujer adulta.

Como el resto de su obra, esta novela está cargada de referencias autobiográficas, de las que la autora se sirve para explorar y describir tanto las contradicciones del ser humano como las diferentes condiciones del alma. Al igual que en Autobiografía de mi madre (2007), en la que la protagonista, Xuela, tras la muerte de su madre, tiene que enfrentarse a su ausencia haciendo frente al abandono de su padre…

Para ella la literatura es su tabla de salvación. Es la única manera que conoce para salvarse. Cuando muere su hermano afi rma: “Me convertí en escritora como resultado de la desesperación, por lo que cuando me enteré de que mi hermano se estaba muriendo, ya estaba familiarizada con el acto de salvarme a mí misma: escribiría acerca de él. Escribiría acerca de su muerte”. Entonces publica Mi hermano (2008), obra testimonial, a la vez que terapéutica, en la que a partir de la indignación y la incomprensión familiar intenta entender el proceso de alejamiento de su hermano, así como otros procesos como la soledad o la pérdida.

Un pequeño lugar (2003) está considerada como una de las mejores obras de la autora. A través de los ojos de un turista blanco, denuncia no sólo el colonialismo al que estuvo sujeta la isla de Antigua durante años (bajo control británico hasta 1981), sino también las múltiples formas de colonialismo actual que bajo el disfraz del turismo asolan su tierra y a sus gentes.

Jamaica Kincaid es una escritora imprescindible si se quiere leer una literatura diferente. Una literatura en la que se refl ejan las cosas tal y como son y no tal y como las vemos. Si entendemos la literatura como una forma de desvelar la realidad más agria y la verdad más interna del ser humano. Si la entendemos, en fin, como el arte de contar a corazón abierto.


Clara Alonso es colaboradora de Pueblos – Revista de Información y Debate. (claracinta@gmail.com)

Este artículo ha sido publicado en el número 53 de Pueblos – Revista de Información y Debate – Tercer trimestre de 2012.


Print Friendly

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *