Ana Esther Ceceña: “La herramienta más eficaz y peligrosa para la dominación no son los misiles, sino hacernos desear ser poderosos”

Ana Esther Ceceña Martorella, es una economista mexicana y experta en geopolítica. Doctora en Relaciones Económicas Internacionales por la Universidad París I-Sorbona, es coordinadora del Observatorio Latinoamericano de Geopolítica- OLAG que se ocupa de estudiar, teorizar y cartografiar los procesos contemporáneos de dominación y resistencia. Participó en Bilbao en el curso “Construyendo alternativas al poder de las transnacionales” organizado por el Observatorio de Multinacionales en América Latina (OMAL), en el que presentó algunas experiencias que se vienen desarrollando desde América Latina y otras partes del Sur como alternativas reales a las transnacionales.

Guatemala y los límites de la lucha contra la corrupción

La corrupción fue uno de esos dinosaurios que siempre estuvieron allí. Quizás por eso nadie lo veía. Quizás por eso fue siempre un motivo insuficiente. En Guatemala, un país marcado por la injusticia y el crimen, en el que desde hace décadas los poderosos hacen negocios y el resto sobreviven, luchan, huyen o mueren, la corrupción no resultó nunca un problema prioritario. Pero entonces llegó el año 2015.

KARINA SULLÓN: “La cosmovisión de un pueblo se manifiesta a través de su lengua. Los jóvenes vascos deberían hacer suyo el euskera”.

Karina Sullón Acosta ha estudiado Lingüística y Estudios Amazónicos en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos en Perú. La lingüista trabajó para el Programa de Formación de Maestros Bilingües de la Amazonía Peruana de la Organización Indígena AIDESEP (Asociación Interétnica de Desarrollo de la Selva Peruana) y durante los últimos cuatro años ha laborado para el Ministerio de Educación impulsando la educación bilingüe en las comunidades indígenas. Se encuentra en Euskal Herria haciendo un Máster Universitario en Multilingüismo y Educación en la Universidad del País Vasco, está conociendo la experiencia de revitalización del Euskera y la cultura.

El futuro de Cuba

El 21 de marzo pasará a la historia. La fotografía de Obama en la Plaza de la Revolución, depositando flores sobre el monumento de José Martí ante la figura de Che Guevara y Camilo Cienfuegos, es algo que no podremos olvidar. Nadie puede negar que la visita de tres días del presidente de EEUU ha sido cuidadosamente escenografiada. Salvo el extraño apretón de manos entre Raúl Castro y Barack Obama, nada ha sido fruto de la improvisación. Ni siquiera la ausencia más destacable, la de Fidel.