Túnez, fin de ciclo

Cualquiera que sea a partir de ahora el destino de Túnez, se vuelva o no al 'anciene regime', haya más o menos paz y democracia, lo cierto es que la victoria en el segundo turno de las presidenciales de Beji Caid Essebsi, ministro torturador de Bourguiba, presidente del Parlamento de Ben Ali, representante de las élites económicas del país, cierra el ciclo que comenzó en este país hace ahora cuatro años, con la muerte del olvidado Mohamed Bouazizi y el incendio revolucionario de toda la región árabe. Con independencia de lo que ocurra a partir de ahora, lo cierto es que el triunfo de Essebsi y su partido “restaurador” (del “prestigio del Estado”, núcleo de su campaña electoral) significa la muerte simbólica de la llamada “primavera árabe” en el lugar mismo donde nació. ¿Qué queda de esa estimulante irrupción de los pueblos en la historia? La revolución lleva ya muchos meses al margen, sedimentada en una abstención que no ha dejado de crecer en las sucesivas citas electorales; pero a nivel político e institucional, con Moncef Marzouki, el psiquiatra activista de los DDHH que ha ocupado la presidencia en los últimos tres años, desaparece también el último vestigio simbólico del movimiento popular del 14 de Enero.

La unión hace la fuerza. El trabajo de las ONG contra el ébola

Este año que está a punto de finalizar hemos vivido de cerca la propagación del virus del Ébola, que se ha cobrado miles de vidas en África y ha dejado huérfanos a cientos de niños en un continente que, previamente a este suceso, ya se encontraba desprotegido. La emergencia sanitaria sigue activada y todavía hoy se lucha por erradicar una enfermedad que ha desplazado a un elevado número de profesionales de diferentes organizaciones no gubernamentales, confíados en que la solidaridad mueve montañas.

Neoextractivismo, de las trincheras al debate democrático

Todas las personas que nos consideramos de izquierdas podemos compartir que la naturaleza es un patrimonio universal indispensable para la vida y que el capitalismo ha convertido los bienes comunes (recursos al servicio de la comunidad como el agua, el aire o los bosques) en mercancías. Esto implica tratar a la naturaleza como un insumo más, priorizar la propiedad privada sobre otras formas de propiedad y desconocer los derechos consuetudinarios de los pueblos que habitan sobre ese patrimonio. Hay dos lógicas que se tensionan y que discurren superpuestas: la lógica de la vida y la lógica de un determinado modelo de “desarrollo”.

Cine lusófono en África: breve repaso de una lucha por la imagen

No tuvo la sensación de despertar sino de estallar frente a la gran pantalla. La independencia de los países bajo ocupación portuguesa en África (Angola, Mozambique, Guinea-Bissau, Cabo Verde y Santo Tomé y Príncipe) llegó tarde y su cine podría compararse en algunos aspectos al que tuvo lugar en Argelia durante la guerra de liberación contra la opresión y colonización francesa. La lucha en la lusofonía africana por romper las cadenas del imperialismo permitió descubrir el cine como un arma al servicio de la revolución. Un cine nacido de la guerra y en guerra. Todo lo que había que hacer era grabar…

Leer a… Simone Weil

Simone Weil nació en París a principios del siglo XX. Participó en grupos pacifistas y sobre todo estuvo vinculada al sindicalismo revolucionario. Incomprendida por sus contemporáneos y ninguneada por la posterior tradición política y filosófica oficial, ya son muchas las personas que, libres de prejuicios, se aproximan a su filosofía. Llevada por la necesidad de exponerse a la realidad, asume a lo largo de su vida distintos trabajos manuales: trabajó en una fábrica inglesa, fue miliciana en la guerra civil española[1], colaboró con en la Resistencia francesa… Le tocó vivir acontecimientos difíciles y oscuros del corazón del siglo XX, vivencias que contribuyeron a ir creando en ella un pensamiento difícil de clasificar.

África, la innovación móvil

La innovación y el ingenio en la conectividad móvil están liderados por África, donde en muchas zonas no existe una red previa de telefonía fija y los celulares se hacen imprescindibles. La tecnología móvil es un factor de riqueza y desarrollo, de creatividad a la hora de solucionar problemas cotidianos y, por tanto, de innovación social. El móvil no sólo es una herramienta de comunicación sino que garantiza el acceso a recursos para la educación, a operaciones bancarias o a contenidos de la radio y la televisión.