Hacia una fiscalidad justa

Un debate recurrente en los últimos años es el de la transparencia fiscal y el de la capacidad insuficiente de recaudación por parte de los Estados, especialmente de la aportación de las grandes corporaciones que, a través de complejas operaciones de ingeniería fiscal, eluden, bordeando la ilegalidad, cantidades ingentes de capitales. Prácticas fiscales agresivas que generan una caída en la recaudación de impuestos en la mayoría de los países donde las multinacionales operan. Si a estos datos sumamos las cifras de fraude fiscal, la cantidad es desorbitada. Solo en Europa más de un billón de euros se pierden cada año como consecuencia de la elusión fiscal a través de operaciones de ingeniería fiscal y fraude[1].

SIRIA. Realidades, conflicto y medios de comunicación

Asad. Revueltas. Dictadura. Sufrimiento. Guerra civil. Grupos terroristas. Armas químicas. Sufrimiento. Geopolítica. Obama. Conferencia de paz. Bombardeos de Israel... ¿Qué está ocurriendo en Siria? ¿Qué raíces y ramificaciones tiene el conflicto actual y hacia dónde puede continuar? ¿Qué frenó una intervención militar que parecía inminente? ¿Qué nos cuentan los medios de comunicación y por qué? ¿Cómo lograr una solución no violenta y el respeto de los derechos humanos?

Hasta siempre, Miguel

Ayer, domingo 26 de enero, falleció Miguel Romero, Moro para quienes lo conocíamos de años de entrega y militancia. Miguel siempre fue, desde su juventud, una persona comprometida con las personas más empobrecidas del planeta. Tanto en la dictadura como en la democracia desechó ofrecimientos para ser un “triunfador”, según el modelo capitalista, para seguir siendo siempre un militante que aportaba toda su experiencia en multitud de causas. Entre ellas, la defensa del sentido solidario de la cooperación internacional como una relación social y política igualitaria, articulada con las luchas y los movimientos sociales que buscan alternativas a un mundo y un sistema incapaz de asegurar la vida digna de todas las personas.

Jazmín Barrios, presidenta del tribunal que dictó la sentencia contra el dictador guatemalteco Ríos Montt: “Quedó demostrado en el juicio que existió racismo y que éste fue la base para el delito de genocidio”

Iris Jazmín Barrios formó hace trece años parte del tribunal que condenó a los responsables del asesinato del obispo y defensor de derechos humanos gutemalteco Juan Gerardi. Hace unos meses, presidió el tribunal que dictó la sentencia contra el dictador Efraín Ríos Montt por delitos de genocidio y contra los deberes de autoridad. A pesar de la anulación de esta última sentencia y de tener que acompañarse de escoltas por las amenazas que lleva años recibiendo, continúa confiando en las posibilidades de la justicia guatemalteca. Uno de los últimos reconocimientos a su trabajo ha sido el Premio Derechos Humanos 2013 concedido por el Consejo General de la Abogacía Española.

Moro no pertenece al pasado sino a lo que aspiramos a convertirnos

“No hay más que mirar el esqueleto de artículo que tengo delante. Allí dice en la primera página “relevo”. No es una idea muy original, pero es verdad que eso es lo importante. Pasamos el testigo. Hemos recorrido el trayecto que nos tocó, tan distinto del que habíamos imaginado, con todas nuestras fuerzas. No estamos cansados. Aún con todos los obstáculos y tropiezos, nos ha gustado la carrera. Y ahora estamos satisfechos de dejar el testigo en manos que también son las nuestras y seguir adelante. Esto es lo que cuenta y todo lo demás es secundario” (Miguel Romero en Combate 518 citado por Manolo Garí).

Las mujeres, sin tierra, alimentan al mundo

La soberanía alimentaria, el derecho de los pueblos a decidir el propio sistema de alimentación y producción, emerge desde el cuidado ancestral de las mujeres por las semillas. Sin acceso al crédito o a la titularidad de los terrenos, alimentan al 70 por ciento de la población del Sur, mientras las transnacionales luchan por controlar el negocio.