Un año de mentiras, de paro y desahucios

No ha tenido que pasar mucho tiempo para que el gobierno de Mariano Rajoy muestre una vez más que el Partido Popular, como ya ocurriera con Aznar, no sabe llegar al poder o mantenerse en él sin mentir constantemente. Lo hizo cuando Rajoy propugnaba medidas en la oposición para criticar a Zapatero que sabía perfectamente que no podría cumplir cuando gobernase. Y no ha dejado de mentir desde que ha llegado a la Moncloa para ocultar los verdaderos motivos de lo que está haciendo.

Curuguaty, la masacre que derrumbó a Lugo

El derrocamiento del presidente paraguayo Fernando Lugo por un golpe de Estado parlamentario fue uno de los grandes acontecimientos políticos del año en América Latina. La destitución del ex obispo fue justificada por un enfrentamiento en el que murieron 17 personas (11 campesinos y seis policías) en la zona de Curuguaty en un operativo de desalojo de “sin tierra” que estaban ocupando uno de los tantísimos predios “mal habidos” por terratenientes ligados a la dictadura de Stroessner. La Agencia Pública de Periodismo Investigativo (Pública) de Brasil estuvo en Curuguaty para reconstruir lo sucedido aquel 15 de junio. Brecha reproduce fragmentos de su investigación.

2013 pinta oscuro y móvil para los medios de comunicación en España

Más contenidos y productos en móviles y tabletas, aumento de los contenidos de pago con redacciones y diarios más pequeños. Publicidad y difusión en caída después de cinco años de crisis. Una televisión dominada por dos empresas en un duopolio, y derrumbe y privatización de las cadenas públicas. Más amenaza de cierres de medios de comunicación en la senda de los doscientos liquidados por la crisis. Es el avance urgente del escenario de los medios para 2013. Los rumores de fusiones de grandes diarios se apagan, pero en el sector no se descarta alguna venta sonada, además de la privatización de televisiones autonómicas.

Siente a un pobre en su mesa

Nos lo mostraba Berlanga durante la Navidad de hace más de cincuenta años. Las conciencias burguesas se limpian acicalándose de caridad cristiana hacia los desposeídos. En 1961 lo hacían invitándolos a un obsceno banquete en sus lujosos comedores. Hoy el lavado de imagen se realiza mediante esperpénticas telemaratones donde se recaudan millones de euros para aquellas y aquellos con los que la sociedad no suele sentarse a comer. A medio camino entre pornografía de la pobreza de los que mandan y huída hacia delante de los que quieren pensarse solidarios, los Plácidos del siglo XXI muestran que, como diría José Luis López Vázquez, Berlanga no caricaturó a la España franquista sino a la España eterna.

La industria azucarera mueve los hilos de la esclavitud

No es ninguna novedad que cortar caña de azúcar es uno de los trabajos más duros que existen. Ya era así en tiempos de la colonización americana, cuando los barcos negreros trasladaban al trópico americano la mano de obra de las plantaciones. Siglos después, hay cosas que no han cambiado tanto: en la América Latina de hoy, “el latifundio multiplica los hambrientos pero no los panes”, como escribió Maza Zavala hace cuarenta años.

Transgénicos, cáncer y corrupción en la ciencia

Gran parte del maíz transgénico que Monsanto y otras empresas presionan para plantar en millones de hectáreas en México, es el tipo que provocó cáncer y otros daños a la salud (hígado y riñones, infertilidad, muerte prematura) en ratas de laboratorio, según un reciente estudio científico en Francia. El estudio ha sido objeto de muchos reconocimientos científicos y también cuestionamientos. Pese a que las críticas vienen de científicos ligados a la industria transgénica, es muy saludable que se discuta este y cualquier otro experimento científico. Lo que es enfermo y no se justifica en ningún escenario es que mientras tanto, se autorice la siembra y consumo de maíz transgénico, sometiendo a la población a esos riesgos.