El futuro no son las TIC, eres tú (mujer aymara) usándolas

Ana María es una joven aymara, lideresa de una de las provincias del departamento de La Paz en Bolivia. Viste la tradicional pollera, manta, sombrero de copa alta y va cargada con un aguayo multicolor. Está claro que el hecho de ser mujer y aymara ha sido determinante para que su nivel de estudios sea bastante bajo y que, en la actualidad, cualquier nuevo reto formativo se le presente como un proceso costoso. Apenas dispone de recursos económicos y asume, sin ayuda de su pareja, el cuidado de sus hijos e hijas a tiempo completo, junto con todas las labores domésticas. Ana María tiene acceso a las computadoras a través de un telecentro aunque, por supuesto, no sabe cómo utilizarlas. Eso sí, es consciente de que como lideresa de su comunidad es importante que aprenda a manejar estas herramientas para acceder al ejercicio de su derecho a la información y a la comunicación a través de ellas, tal y como se recoge en la Constitución Boliviana.

Comunicado

¿Hasta cuándo las riquezas naturales del Congo seguirán siendo motivo de maldición para su pueblo?

Desde hace varios meses, una nueva rebelión “liberadora” siembra la desolación entre los habitantes de la provincia congoleña del Kivu-Norte, cuya capital es Goma. Se trata del Movimiento 23 de marzo (M23), creado por militares que ya anteriormente habían participado en una rebelión (CNDP) y que en 2009, como consecuencia de un acuerdo, se integraron en el ejército oficial congoleño. Esta rebelión, según ellos, está motivada porque Kinshasa no ha cumplido lo firmado.

La comunicación como derecho para la organización social y procesos colectivos

Dentro de los años que nos ha tocado asumir-vivir el ejercicio de la comunicación de manera autónoma a través del colectivo informativo Mapuexpress y a través de lo recabado en diversos encuentros, hemos comprendido que la comunicación es un derecho humano que es fundamental y necesario para la organización y los procesos sociales en pro de derechos y justicia.

Oinarri herritar argentinarra eta antolaketa soziala

Argentinar gizarte mugimenduak, 90ko hamarkadako neoliberalismoaren aurrerakadaren aurrean bizirauteko sortutak, 2001az geroztik, haien politika eta antolamendurako ahalmena indartu zuten. Gaur egun, erakunde ezberdinek oinarri herritar heterogeneoa osatzen dute elkarrekin: alde batetik, Cristina Fernandezen gobernuaren aliatuak diren zenbait erakundek; bestetik, sostengua eskainita ere aldi berean baztertutako sektoreentzako pilatze handiagoa eskatzen duten erakundeek; eta azkenik, eredu aldaketarik ikusi ezean kontran agertzen direnek. Era berean, baliabide natural eta herri indigenen esplotazioaren kontrakoak diren herritar egitura pluralak ere indartu dira.

La base popular argentina y la organización social

Los movimientos sociales argentinos, surgidos como forma de supervivencia ante el avance del neoliberalismo en los 90, crecieron desde 2001 en capacidad organizativa y política. Conforman hoy una base popular diversa, con organizaciones aliadas al gobierno de Cristina Fernández, otras que respaldan pero demandan una mayor acumulación para los sectores postergados y las que se oponen porque no ven un cambio de modelo. También han cobrado fuerza otras estructuras plurales de ciudadanos que resisten la explotación indiscriminada de recursos naturales y pueblos originarios.