Agua, ¿para qué desarrollo?

Lidia lo ha logrado. La espera fue larga, tediosa e incluso inquietante. Las resoluciones judiciales tienen poco de amigables, pero los capítulos iniciales dejan el sabor de la victoria. El pasado 19 de abril, Lidia ganó una sentencia en la que se reconocía el derecho humano al agua en México, aplicando el nuevo artículo 4º de la Constitución, que lo eleva a rango constitucional desde febrero.

Río+20: el futuro que NO queremos

Veinte años han pasado desde Río 92. En la misma línea en que se había planteado la Conferencia de Río+20 de junio de 2012 [1] se han ido celebrando a lo largo de estas dos décadas encuentros internacionales para evaluar los progresos y desarrollar programas de refuerzo. [2] Sin embargo, la declaración final se limita a vagas y suavizadas alusiones al progreso “insuficiente” y “desigual”. Una de las primeras cosas que podemos concluir de Río+20 es, por tanto, la falta de preparación (y tal vez también de honestidad) de los líderes para reconocer tanto la dimensión de la crisis en que el planeta está inmerso como la urgencia del cambio. Una crisis global precisa una visión global, y ésta ha brillado por su ausencia. [1]: Ver: www.uncsd2012.org. [2]: Río+5 en Nueva York, Río+10 en Johanesburgo, reuniones anuales de la Comisión de Desarrollo Sostenible, etc.

La sostenibilidad parte de la gestión de los bienes comunes

La crisis ambiental está en el centro de la crisis económica y social en la que nos encontramos y, en consecuencia, los próximos cambios que vamos a vivir estarán marcados fundamentalmente por nuestras formas de relacionarnos con el entorno. De ahí surge la necesidad de concebir la sostenibilidad como un bien común desde la perspectiva de nuestra dependencia de la naturaleza, la necesidad de preservarla y las limitaciones de la gestión privada.

Somalia, ¿por qué un Estado?

Somalia concentra la quintaesencia de los Estados fallidos, es vivero de piratas y morada de los señores de la guerra, miembro honorífico del eje del terror, escenario de hambrunas e industria de refugiados. Estos son algunos de los generosos piropos a través de los que se valen organismos internacionales y medios de comunicación para difundir la imagen externa de este árido territorio del Cuerno de África. ¿Sugieren estos apelativos alguna otra posibilidad que no sea que, en última instancia, la sociedad somalí, como otras muchas africanas, tiene un origen y un destino condenados a la fatalidad?

EE UU y la OTAN huyen de Afganistán

"Es la historia de una derrota anunciada", decían con sorna los estrategas del Pentágono poco después de empezar, el 7 de octubre de 2001, los demoledores bombardeos contra Kabul y otras ciudades de Afganistán y las bases de entrenamiento de Al Qaeda en ese país. En pocas semanas dieron oficialmente por acabado el régimen de los talibán.

La búsqueda de la verdad, la memoria y la justicia en el Cono Sur

Las dictaduras de América del Sur de los años 70 y 80 consolidaron la estrategia de dominación económica que se aplicó mediante golpes de Estado. La represión fue perpetrada a través del Plan Cóndor: decenas de miles de personas fueron desaparecidas, asesinadas, torturadas y encarceladas; crímenes de lesa humanidad que constituyeron una unificación sistemática del horror. La búsqueda de verdad, memoria y justicia en cada uno de los países fue, no obstante, muy distinta. Mientras algunos recorrieron un camino sostenido de condena, otros tienen aún todo por hacer.