Palestina

La lucha contra el apartheid: Ayer Sudáfrica, hoy Palestina

El 9 de julio de 2005 se conmemoró el primer aniversario de la opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia de la Haya en la que quedaba patente la ilegalidad del muro construido por Israel en Cisjordania, instando a su demolición y a la indemnización de las personas perjudicadas durante su construcción. Sin embargo, el Estado de Israel, acostumbrado a implementar una política de hechos, no sólo prosiguió con su construcción, sino que aumentó su altura a 8 ó 9 metros y lo rodeó de alambradas de espino y electrificadas a modo de sistema de seguridad carcelario.

Palestina

La cuestión palestina tras la Primavera Árabe

La Primavera Árabe parece haber ensombrecido el conflicto israelí-palestino. Su tradicional protagonismo, objeto de atención mediática y política mundial, ha sido ocupado por las movilizaciones y cambios políticos que se suceden en el mundo árabe desde finales de 2010. La inquietud por las alteraciones en la arquitectura de seguridad regional ha relegado a un segundo lugar su interés en la agenda de la diplomacia internacional. Semejante situación sólo beneficia la estrategia dilatoria del actor más fuerte y, en contraposición, perjudica la del más débil. No obstante, dependerá del alcance que adquieran los cambios políticos en la región para que este diagnóstico se pueda revertir a largo plazo, si las potenciales transformaciones internas se terminan traduciendo en una política exterior árabe más asertiva, nacionalista e independiente.

Palestina

La infancia palestina: 64 años de Nakba

La autoproclamación del Estado de Israel en 1948 supuso la instauración sistemática del proyecto sionista de limpieza étnica y el desplazamiento masivo de la población palestina autóctona. Desde entonces, varias generaciones de refugiados y refugiadas han nacido y se han criado en el exilio, estimándose que, a día de hoy, hay alrededor de 11,2 millones[1], incluyendo alrededor de 6 millones de refugiados desplazados en 1948 y sus descendientes.

Palestina

Reconocimiento del Estado palestino, una responsabilidad de la ONU

Palestina, como todo Oriente Próximo es, en su plano político actual, un producto de la Primera Guerra Mundial, es decir, el reparto del último imperio universal oriental, la Turquía Otomana, por las potencias occidentales. La Organización de las Naciones Unidas es el actor internacional de máxima responsabilidad en la cuestión de Palestina. Tras la Segunda Guerra Mundial, cuando la ONU fue fundada (en 1945) Palestina era un territorio administrado por el Reino Unido por un mandato encomendado por la Sociedad de las Naciones en 1922. La situación actual de Palestina, en gran medida, es responsabilidad fundamental de la ONU, ya que su resolución 181 de 1947 permitió el injusto y asimétrico plan de partición de Palestina y la creación del Estado de Israel.

El periodismo necesita corazón

En los últimos tiempos el debate sobre el periodismo se limita a discutir sobre el formato y la presentación. “Sustituyen el problema del contenido por la cuestión de la forma, colocan la técnica en lugar de la filosofía. Sólo hablan de cómo redactar, cómo almacenar, cómo transmitir algo. Pero qué redactar, qué almacenar y qué transmitir, de eso ni una palabra. El punto débil de estas manifestaciones radica en que a través de ellas, en lugar de discusiones sobre el contenido, el espíritu y el sentido de las cosas, no nos enteramos más que de los nuevos y deslumbrantes avances técnicos conseguidos en el terreno de la comunicación”.[1] Así lo percibía Ryzard Kapuściński hace casi diez años y ahora esa sensación es mucho más evidente.