Palestina

Desinformar sobre el conflicto palestino-israelí

¿Cuándo, por qué y con qué aval internacional se crea Israel? ¿Quién vivía en esa tierra antes de que se creara ese Estado? ¿Cuál es la diferencia entre sionismo y semitismo? ¿Tienen los mismos derechos todos los israelíes? ¿Cuáles son las fronteras de Israel según la ONU? ¿Cuántos palestinos viven fuera de su tierra? ¿Qué dicen las resoluciones del Consejo de Seguridad con respecto al conflicto árabe-israelí? ¿Cumple Israel esas resoluciones? Son preguntas básicas y lógicas que surgen a quienes desean comprender mínimamente el conflicto palestino-israelí y a las que no se encontrará respuesta en los medios de comunicación a pesar de que todos los días hay noticias sobre la región.

Palestina

¿Hasta dónde?

Han pasado sesenta y cuatro años desde la creación manu militari del Estado sionista en Palestina. La Asamblea General de Naciones Unidas ha adoptado decenas de resoluciones exigiendo su retirada de los Territorios Ocupados y el retorno de los refugiados. Otro tanto hizo el Parlamento Europeo. En múltiples ocasiones, el Relator Especial de Naciones Unidas para los Territorios Palestinos ha denunciado los crímenes de guerra y de apartheid cometidos por Israel. Incluso se logró que el Tribunal Internacional de Justicia dictara en 2004 una histórica sentencia declarando ilegales lo que a todas luces era una aberración desde el punto de vista político, jurídico y humanitario: el muro de anexión, y los asentamientos e infraestructuras israelíes en territorio palestino.

Puerta giratorias en el gobierno de Rajoy

"Rajoy abre las puertas de su gobierno a profesionales sin pasado político"[1]. Así titulaba el diario económico Expansión la crónica de uno de los últimos actos electorales del líder del Partido Popular. El ahora presidente del gobierno español adelantó en ese mitin celebrado tan sólo seis días antes de ganar las elecciones del 20 de noviembre de 2011 que incorporaría a su equipo profesionales competentes y de prestigio sin carrera política.

¿Hay que pagar la deuda?

La deuda es hoy una cuestión central en la agenda social y política. En su nombre se llevan a cabo privatizaciones, recortes, ajustes y, en definitiva, se transfiere el coste de la crisis a la mayor parte de la población. Pero, ¿a quién beneficia la deuda? ¿Quién la contrajo? ¿A qué ha servido? ¿Quién debe pagarla? A estas preguntas buscan respuesta aquellos que en el seno del movimiento indignado plantean una auditoria ciudadana de la misma.

Otra interpretación del desarrollo

El sumak kausay: equilibrio y bien vivir

Desde hace más de 500 años las comunidades indígenas de Abya Yala[1] (nombre original de lo que hoy conocemos como América Latina) ofrecen al mundo invasor su sabiduría acerca del desarrollo de la vida y de la convivencia armónica con la naturaleza. Pero esta cuestión nunca fue tenida en cuenta por la gente que tomó ese espacio como un lugar de colonización. En los tiempos de la invasión, los indígenas, por no hablar el español o el portugués y no conocer al dios único de la religión católica, fueron considerados seres sin alma, animales, gente incapaz, útiles apenas para servir como esclavos. Su cultura, su manera de organizar la vida, su lengua, su cosmovisión, todo fue aplastado, tornado sin valor.