Las instituciones financieras internacionales en África

Las instituciones financieras internacionales (IFI) [1] acudieron a África en los 80 para ayudar a salir a los países de una tremenda crisis económica (fracaso de experiencias de modernización y crisis de deuda) mediante una “terapia de choque” o cambios estructurales brutales. El objetivo era acabar con las malas prácticas acumuladas décadas anteriores y atraer inversores con reformas destinadas a fortalecer los mecanismos de mercado. Una transición brutal a la economía de mercado, convertida en “alfa y omega de las sociedades humanas”.

Centroamérica: ajuste estructural e impacto sobre la vida de las mujeres

Los Programas de Ajuste Estructural (PAE) son viejos enemigos de las sociedades centroamericanas. Aparecieron como recetas milagrosas a finales de los ochenta bajo el patrocinio del Banco Mundial (BM), del Fondo Monetario Internacional (FMI) y del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) para solucionar los problemas del subdesarrollo y de la deuda externa mediante la adopción de reformas neoliberales con la promesa de incorporar a los países a las bondades de la era de la globalización del capital.

Entre el déficit anda el juego

En el argot económico seguramente no hay nada más repetido en los últimos tiempos que la palabra déficit. Invocado como la fuente de cualquier problema, los ciudadanos deben estar aturdidos sin saber muy bien qué hay detrás de tanto déficit. Aludiendo al déficit se están cometiendo verdaderas fechorías políticas, como los ajustes y recortes que vienen llevando a cabo los gobiernos (antes, del PSOE, ahora, con verdadera furia, el PP, en una fase que ha llamado el inicio del inicio). Existen motivos serios para inquietarse ante la demolición del Estado del Bienestar que parece tener previsto el nuevo gobierno. Romper las reglas de juego sociales (ahí está la pavorosa contrarreforma laboral), destruir la convivencia, fomentar la conflictividad social, reprimir, agudizar el paro, provocar más marginación y desesperación… Todo ello para salir de la crisis o, como dice el gobierno con un cinismo insoportable, para crear empleo.

El dinero, los mercados financieros y la Unión Europea. ¿Quién manda aquí?

En el argot popular se suele decir que el dinero manda. Pero, realmente, ¿qué es dinero? En principio, la respuesta es simple: ese papel o esas monedas que tenemos en el bolsillo. Esas cifras que aparecen cuando consultamos nuestra cuenta bancaria. Sin embargo, definir qué es dinero no es tan fácil. Economistas como Joseph Schumpeter han dedicado gran parte de su vida a estudiar este fenómeno y no han llegado a una conclusión definitiva. Pese a la complejidad del asunto, vale la pena intentar explicar qué es dinero, ya que nos puede ayudar a comprender la crisis que está sufriendo la zona euro.

Capitalismo en espiral

Parte de un punto y va girando una y otra vez, dando vueltas alrededor de un centro del que a cada paso se aleja más. La espiral está presente en el diseño de la naturaleza, desde algunas moléculas a innumerables galaxias, y es, también, una de las formas más representadas por el ser humano desde sus orígenes. Cada vuelta de espiral se va construyendo ampliando la anterior. Con la evolución del capitalismo, sus crisis cíclicas y ciertas recetas “milagrosas” pasa algo semejante, y es tal vez eso lo que explica que tantas personas nos encontremos viviendo un déjà vu que nos deja con los pies helados y las tripas revueltas.

Reseña

Pobreza 2.0. Empresas, estados y ONGD ante la privatización de la cooperación al desarrollo

Convertir a las personas pobres en consumi­doras y a la pobreza en un negocio rentable para las gran­des corporaciones; construir un relato en el que las privatizaciones se presentan como "alianzas público-privadas" y que, con la justificación de luchar contra la pobreza, consolide los pilares del merca­do; alinear las estrategias de coopera­ción con los intereses comerciales de las com­pa­ñías multina­cionales; y lograr que las ONGD consideren a las empresas trans­na­cio­nales como sus aliadas, pasando de la crítica a la colaboración subalterna. Estos son los principales objetivos de las es­tra­tegias empresariales que, contando con el apoyo de los gobiernos de los países centrales y los orga­nismos públicos interna­cionales, están modi­ficando todo el panorama de la cooperación para el desa­rrollo. Desvelar cómo hemos llegado hasta aquí y los retos que afrontan las organizacio­nes solidarias es el propósito de este libro.