Archivo de la categoría: Castellano

“Las mujeres inventaron la agroecología, ellas construyen agroecología, así como sus madres y abuelas la practicaban también, incluso sin saber que se llamaba así. Pero fue su resistencia la que garantizó la existencia de diversidad de semillas y prácticas que hoy en día permiten que estemos aquí, y que de otra forma se hubieran perdido por el avance de la “revolución verde”. (GT de Mujeres de la ANA, 2015[1]))

Miradas del movimiento agroecológico y feminista

De este modo se expresaron las más de 700 mujeres, campesinas, indígenas, quilombolas y pescadoras, que participaban en la plenaria de mujeres en el 3º Encuentro Nacional de Agroecología realizado en 2014. El lema de las mujeres en este encuentro fue “Sin feminismo no hay agroecología”. Frente a visiones que delimitan la agroecología por criterios técnicos ellas reconocían en la agroecología los sujetos políticos colectivos que inciden en el conflicto capital vida. El feminismo así encaja muy bien.

Trump y la derecha que viene

Tras cumplir en abril los cien días de rigor, diarios y televisiones de todo el mundo abrían sus ediciones con crónicas en las que hacían balance de la presidencia de Donald Trump. “Mucho ruido y pocas nueces”, titulaba Peter Baker en la edición en español de The New York Times[1]; “La realidad vence a Trump”, destacaba Jan Martínez en El País[2]; “Trump, un pato cojo tras 100 días”, encabezaba su crónica Pablo Pardo, corresponsal del diario El Mundo[3] en Washington. Son solo algunos de los titulares que retratan el inicio de mandato del magnate metido a presidente, que parece haber oscilado entre la bravuconada y el choque con la realidad sin por ello perder pujanza política entre su electorado.

El proceso de un proyecto desde Extremadura: “Tendiendo puentes”

Este es ante todo un artículo de agradecimiento a todas las personas que han estado trabajando con nosotras durante la ejecución del proyecto “Tendiendo Puentes desde Extremadura para la construcción de una ciudadanía global y la defensa de los derechos humanos y de las mujeres”, financiado por la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo, AEXCID, y a nuestras compañeras de la delegación de Paz con Dignidad de Andalucía, por haber puesto la primera piedra de un puente que une, aun más, al suroeste peninsular con países y colectivos centroamericanos y que demuestra tener pilares sólidos, para cruzarlo seguras, tranquilas y llenas de futuro.

P.nitas*, ilustradora feminista extremeña: “En mis dibujos siempre tienen tanto las bocas como las vulvas abiertas, están reivindicándose en contra del patriarcado, en contra de que la mujer tenga que ser sumisa, callada y virgen”

Descubrir a Frida Kalho en la universidad es lo que marcó un antes y un después en la trayectoria profesional y personal de Inma Ramos, abriendo el camino que le lleva a crear p.nitas, pseudónimo con el esta ilustradora extremeña se ha hecho un nombre en el mundo de la ilustración feminista y reivindicativa. El conocimiento tardío de la artista mexicana le hizo reflexionar sobre porqué hasta entonces no había tenido referencia de ella, porqué ningún libro le había hablado de Frida. Le impresionó que una mujer hablase tan claro de su dolor, de sus sentimientos, de la enfermedad, convirtiéndolo en algo tan precioso como es toda su obra artística.

Entrevista a Diana, Tika: “Desde la concepción estado-nación se entiende la naturaleza como un procedimiento administrativo y en realidad habría que tratar de comprenderla más allá de las fronteras políticas”

Diana, más conocida como Tika, es licenciada en "Comunicación para el Desarrollo" por la Universidad Católica de Lima. Vive en Puno y es militante de la reconocida como criminalizada organización GRUFIDES, que trabaja por la defensa de los derechos humanos y el medio ambiente, entre otros. También es miembro del movimiento Sembrar, más reciente que la anterior.

Cómo la educación emocional puede ayudar a la transformación social

Como personas y organizaciones que desarrollamos propuestas educativas, ¿trabajamos teniendo en cuenta cómo influye el capitalismo y el heteropatriarcado en la forma que tenemos de satisfacer nuestras necesidades afectivas y emocionales?, ¿cómo nos preparamos y apoyamos para que las personas y grupos que quieran irse desconectando del capitalismo aborden los conflictos que surjan de forma noviolenta?