Archivos de la categoría Europa

Un acercamiento a la identidad de la cooperación. La cooperación lingüística como clave para la soberanía cultural

La gestión de las identidades populares y el aporte que ésta puede hacer en la construcción de una sociedad más justa apenas ha sido recogida en el núcleo de los planteamientos políticos de los últimos siglos. Hablamos de las identidades de pueblos pequeños, minorizados, dominados y sin vocación imperial; el avivar esas identidades no se ha considerado históricamente elemento esencial de las reivindicaciones teóricas de una sociedad libre e igualitaria. Desde los paradigmas transformadores se ha dejado de lado la defensa de las culturas y modos de vida originarios, se ha relegado a la periferia de las luchas por un mundo mejor e incluso se ha visto como un obstáculo para su consecución. En unas ocasiones, se ha practicado la asimilación de naciones en nombre del paternalismo blanco, en otras como pura demostración de poder; tanto en un caso como en el otro, esta asimilación se ha dado a la sombra de una inflexible jerarquización identitaria que ha ido apropiándose del imaginario colectivo.

¿Cómo suena el mundo hoy?

Dicen que la música es un lenguaje universal, pero cada día parece que tenemos peores músicos porque ni la música nos ayuda a entendernos. O quizá es que nos ha fallado la dirección que debía guiar a cada músico para conseguir la armonía de toda la orquesta. La realidad es que hoy el mundo suena mal. Está lleno de malas vibraciones, de disonancias, de cadencias imperfectas, de tonos menores, de inversiones,… y de ruido. Las personas estamos ensordecidas con tanto ruido y tan poca música.
Portada_mini

PUEBLOS 70 – TERCER TRIMESTRE DE 2016

Si bien en los últimos años ha habido un notable avance en el reconocimiento de los derechos de las personas LGTTBIQ, no podemos obviar que en muchos lugares siguen violándose los derechos humanos de este colectivo y que la violencia simbólica, las agresiones e incluso los asesinatos son una realidad presente en todos los países del mundo. Violencias que están empezando a ser reconocidas como delitos de odio.

“Europa canalla, abre las murallas” o cómo la Unión Europea trata de compatibilizar lo incompatible

Los Estados miembro e instituciones de la UE han ratificado en 2015 los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Nueva York y la financiación del desarrollo de Addis Abeba, comprometiéndose a cumplir con la nueva Agenda 2030 y la necesidad de “ir más allá de la AOD”, para lo que afirman que van a tratar de ayudar a reorientar los ingresos nacionales, las inversiones extranjeras y los flujos financieros internacionales a estos nuevos objetivos de lucha contra la pobreza y el desarrollo sostenible. Europa se compromete con esta revisión parcial de las propuestas de desarrollo mundial para los próximos 15 años, y trata de compatibilizarla con su agenda neoliberal capitalista, que sigue otorgando poder económico y jurídico a las empresas transnacionales[1], y que es profundamente insolidaria con el bienestar y desarrollo de los países del Sur. Algo no casa.