Archivos de la categoría Europa

“[…] El desafío de construir, conjuntamente con gobiernos de cambio o haciendo incidencia con instancias aliadas, la nueva política económica y la política pública capaces, no sólo de fortalecer el sector o las experiencias de economía social y solidaria, sino de adoptar esa lógica para el propio funcionamiento del sector público -hoy tan conta minado por la cultura e intereses empresariales capitalistas-, y asegurar una transición de modelo, la transformación hacia un sistema diferente […]”. Intervención de Magdalena León en el acto inaugural de FIESS[1], Montreal, octubre 2011

Transformar los territorios desde la Economía Solidaria

La Economía Social y Solidaria aporta un rico y diverso abanico de emprendimientos socioeconómicos que funcionan con una lógica diferente a la lógica competitiva de los mercados capitalistas, rescatando modos de funcionamiento basados en la reciprocidad, el altruismo, la solidaridad y la cooperación y poniendo a las personas, y la sostenibilidad de la vida, por encima de la obtención de beneficios.
portada71_mini

PUEBLOS 71 – CUARTO TRIMESTRE DE 2016

La Economía Social y Solidaria (ESS) es una economía de personas. Y se hace de, desde, por y para las personas. Esta afirmación que a priori puede parecernos un epíteto, tiene sin embargo hoy más sentido que nunca en este sistema hiperfinanciarizado, donde todo son índices y dividendos que no “olemos”, donde las páginas salmón son códigos cifrados de difícil comprensión y las cuestiones económicas asuntos de expertos, por más que sus decisiones nos afecten en lo más profundo de nuestras vidas.

Un acercamiento a la identidad de la cooperación. La cooperación lingüística como clave para la soberanía cultural

La gestión de las identidades populares y el aporte que ésta puede hacer en la construcción de una sociedad más justa apenas ha sido recogida en el núcleo de los planteamientos políticos de los últimos siglos. Hablamos de las identidades de pueblos pequeños, minorizados, dominados y sin vocación imperial; el avivar esas identidades no se ha considerado históricamente elemento esencial de las reivindicaciones teóricas de una sociedad libre e igualitaria. Desde los paradigmas transformadores se ha dejado de lado la defensa de las culturas y modos de vida originarios, se ha relegado a la periferia de las luchas por un mundo mejor e incluso se ha visto como un obstáculo para su consecución. En unas ocasiones, se ha practicado la asimilación de naciones en nombre del paternalismo blanco, en otras como pura demostración de poder; tanto en un caso como en el otro, esta asimilación se ha dado a la sombra de una inflexible jerarquización identitaria que ha ido apropiándose del imaginario colectivo.

¿Cómo suena el mundo hoy?

Dicen que la música es un lenguaje universal, pero cada día parece que tenemos peores músicos porque ni la música nos ayuda a entendernos. O quizá es que nos ha fallado la dirección que debía guiar a cada músico para conseguir la armonía de toda la orquesta. La realidad es que hoy el mundo suena mal. Está lleno de malas vibraciones, de disonancias, de cadencias imperfectas, de tonos menores, de inversiones,… y de ruido. Las personas estamos ensordecidas con tanto ruido y tan poca música.