Archivo de la categoría: Fotografía

Tarajal: No nos cansaremos de denunciar la impunidad

Hace tres años, el 6 de febrero de 2014, quince personas murieron en la playa Tarajal de Ceuta mientras intentaban llegar a tierras europeas. Como muchas otras, estas personas atravesaron gran parte del continente africano para mejorar sus condiciones de vida y lo que recibieron, mientras luchaban por no ahogarse en el mar, fueron pelotazos de goma y más violencia.

Migrar a tierra de nadie

Los consecutivos informes de ACNUR sobre desplazamientos de población provocados por las guerras, los conflictos y la persecución demuestran un imparable ascenso de personas que huyen de sus hogares. El último de ellos arroja la terrorífica cifra de 65,3 millones de personas refugiadas y desplazadas, casi seis millones más que doce meses antes. En el último lustro, más de 4 millones de sirios y sirias han abandonado su país a territorios limítrofes como Egipto, Irak, Jordania, Líbano y Turquía, sin olvidar las más de 6,6 millones de personas desplazadas internamente. Pero no es el único pueblo con un éxodo masivo de habitantes: Afganistán, Irak, Pakistán, Eritrea, Somalia, Sudán, Malí, Nigeria... La lista es larga.

Guatemala: desenterrando la verdad

El conflicto armado interno guatemalteco (1960-1996) fue sin duda el más sangriento de América Latina en el siglo XX. La lucha entre guerrillas de izquierda y gobiernos militares dejó cifras espeluznantes en un país de 10 millones de personas: 200.000 víctimas civiles, en su mayoría indígenas mayas, y 45.000 personas detenidasdesaparecidas por las fuerzas estatales. En 1999, el informe de la Comisión de Esclarecimiento Histórico concluyó que se llevaron “actos de genocidio” por parte del Estado contra cuatro grupos étnicos de origen maya.

Kurdistán oprimido. La fuerza de un pueblo en camino

En el marco del actual atolladero de Siria y Oriente Medio, existe una visión del mundo que imagina y practica una revolución estructural en la gestión del poder, en las relaciones entre las religiones, en la sociedad y, por último, en las relaciones humanas, incluyendo las que existen entre hombres y mujeres. El Confederalismo Democrático promovido por Abdullah Ocalan y Murray Bookchin hizo resurgir la cuestión kurda, pero en vez que verlo como un nuevo punto de vista político positivo para la región, fue tomado como pretexto para erradicar todas las formas de resistencia popular en Rojava (zona fronteriza Siria con Turquía) y Bakur (Kurdistán del Norte, en territorio turco).

América Latina, entre lo visible y lo invisible

Giordano Bruno, filósofo italiano del renacimiento quemado en la hoguera por la Inquisición, concibió una teoría según la cual todos los opuestos eran idénticos, de modo que lo mayor era equivalente a lo menor, lo más largo a lo más corto, lo finito a lo infinito. Bruno nunca llegó a imaginarse que su hallazgo reformularía la historia para facilitarnos el entendimiento de la diversidad, ésa que atraviesa todas las esferas de este mundo y que se expresa en las culturas y modos de vida, inagotables y sorprendentes. En ese tiempo remoto, donde el poder se enmasacaró en las conquistas hacia lo desconocido, la derrota fue la patria y bandera de una tierra fértil.

Cuba: hay un país real si levantamos la lupa mediática

Los grandes medios de comunicación disparan, cada día, una completa batería de medias verdades ymitos informativos que, por repetición, han conseguido grabar en la opinión pública internacional una imagen de Cuba sesgada y estereotipada. El único país de América Latina sin desnutrición infantil severa (según UNICEF) es un ejemplo de “fracaso económico”. De la nación que más invierte en educación del mundo (según datos de la UNESCO y el Banco Mundial) apenas conocemos su literatura o sus intelectuales, pero sí a iletrados convertidos en “disidentes políticos”. Acerca de una isla que ha conseguido (sin una ley de cuotas) la paridad entre hombres y mujeres en su Parlamento nacional, nos llega una imagen estereotipada y degradante de sus mujeres, creada por la misma prensa que en Europa (curiosamente) vive del lucrativo negocio de la publicidad de la explotación sexual.