Archivo de la categoría: América

“Las mujeres inventaron la agroecología, ellas construyen agroecología, así como sus madres y abuelas la practicaban también, incluso sin saber que se llamaba así. Pero fue su resistencia la que garantizó la existencia de diversidad de semillas y prácticas que hoy en día permiten que estemos aquí, y que de otra forma se hubieran perdido por el avance de la “revolución verde”. (GT de Mujeres de la ANA, 2015[1]))

Miradas del movimiento agroecológico y feminista

De este modo se expresaron las más de 700 mujeres, campesinas, indígenas, quilombolas y pescadoras, que participaban en la plenaria de mujeres en el 3º Encuentro Nacional de Agroecología realizado en 2014. El lema de las mujeres en este encuentro fue “Sin feminismo no hay agroecología”. Frente a visiones que delimitan la agroecología por criterios técnicos ellas reconocían en la agroecología los sujetos políticos colectivos que inciden en el conflicto capital vida. El feminismo así encaja muy bien.

Trump y la derecha que viene

Tras cumplir en abril los cien días de rigor, diarios y televisiones de todo el mundo abrían sus ediciones con crónicas en las que hacían balance de la presidencia de Donald Trump. “Mucho ruido y pocas nueces”, titulaba Peter Baker en la edición en español de The New York Times[1]; “La realidad vence a Trump”, destacaba Jan Martínez en El País[2]; “Trump, un pato cojo tras 100 días”, encabezaba su crónica Pablo Pardo, corresponsal del diario El Mundo[3] en Washington. Son solo algunos de los titulares que retratan el inicio de mandato del magnate metido a presidente, que parece haber oscilado entre la bravuconada y el choque con la realidad sin por ello perder pujanza política entre su electorado.

Entrevista a Diana, Tika: “Desde la concepción estado-nación se entiende la naturaleza como un procedimiento administrativo y en realidad habría que tratar de comprenderla más allá de las fronteras políticas”

Diana, más conocida como Tika, es licenciada en "Comunicación para el Desarrollo" por la Universidad Católica de Lima. Vive en Puno y es militante de la reconocida como criminalizada organización GRUFIDES, que trabaja por la defensa de los derechos humanos y el medio ambiente, entre otros. También es miembro del movimiento Sembrar, más reciente que la anterior.

La fuerza feminista crece en Argentina. Ante los femicidios, las mujeres encuentran unidad y fuerza en las calles

Cada 18 horas una mujer es asesinada en Argentina a causa de la violencia machista, una estadística que ha ido empeorando pese al alerta, las manifestaciones y las denuncias que se vienen realizando en el país. Los motivos no han sido esclarecidos por nadie, pero, como si se tratara de un efecto dominó, cuanto más se conoce y se repudia un hecho otros tantos aparecen. Algunos de los homicidios muestran un nivel de perversión inimaginable. Los medios de comunicación se nutren del morbo y estigmatizan a la mujer.

Marco Melgar, director peruano de cine, y Zebelio Kayap, representante de luchas indígenas: “Estamos ante un nuevo intento de conquista de los pueblos a través de las transnacionales”

Las empresas transnacionales imponen sus actividades extractivas con la complicidad del Estado y la vida del pueblo awajún está en peligro por la desposesión de los recursos naturales y el acaparamiento de los territorios ancestrales. El documental ‘Yumi, agua es vida’, dirigida por el peruano Marco Melgar, explica cómo alrededor de la defensa de la agua (yumi) se libra una lucha vital entre una nueva oleada colonizadora y la supervivencia de uno de los pueblos indígenas más grande del Amazonas. Hemos tenido la oportunidad de conversar en Bilbao[1] sobre este tema con Marco Melgar y con Zebelio Kayap, representante de las comunidades indígenas y protagonista de la película.

Bilbao, 24/05. Preestreno de “Pizarro”, de Simón Hernández

El próximo 24 de mayo, a las 19:30, se celebrará en Bilborock el preestreno de la premiada película documental 'Pizarro', una historia acerca de la carga de la herencia familiar, el conflicto en Colombia y la construcción de paz. Comienza cuando María José, en el exilio, encuentra una carta escrita por su padre 30 años atrás. Se da cuenta de que no importa lo lejos que corra: no podrá escapar de su fantasma. Veinte años después del asesinato de su padre, ella está dispuesta a volver para levantar el velo y descubrir un capítulo de la historia de Colombia que ha sido silenciado por la violencia y el miedo.